eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente polaco vetará la polémica ley de reforma del Tribunal Supremo

- PUBLICIDAD -
El presidente polaco vetará la polémica ley de reforma del Tribunal Supremo

El presidente polaco vetará la polémica ley de reforma del Tribunal Supremo

El presidente polaco, Andrzej Duda, anunció hoy que no ratificará el polémico proyecto de ley del Tribunal Supremo impulsado por el Gobierno, después de que durante los últimos días miles de polacos hayan salido a las calles para protestar contra una reforma que restringe la separación de poderes.

"Esta ley no fortalece el sentido de justicia en la sociedad polaca", justificó el presidente, a través de una declaración televisada.

Duda tampoco ratificará el proyecto de ley de reforma del máximo órgano de gobierno de los jueces, aprobado por el Parlamento polaco el pasado 12 de julio y que también provocó protestas y fuertes críticas desde la Unión Europea (UE).

El veto del presidente no afectará sin embargo a la tercera ley del paquete de reforma judicial impulsado por el Gobierno, la que modifica el funcionamiento del poder judicial y permite al Ejecutivo nombrar a los magistrados de los tribunales regionales y de apelación, también aprobada el 12 de julio.

La decisión del presidente polaco, vinculado al partido gobernante Ley y Justicia y hasta ahora condescendiente con todas las normas promovidas por el Ejecutivo, incluso las más polémicas, fue inesperada ya que se preveía que aceptase ratificar las leyes.

Ambas normas fueron aprobadas por Ley y Justicia (PiS) gracias a su mayoría tanto en el Parlamento como en el Senado, y a pesar de las protestas y las advertencias desde la Unión Europea (CE).

Tras su aprobación por los diputados y también en el Senado, la madrugada del pasado sábado, solo requerían de la ratificación presidencial para entrar en vigor.

Miles de ciudadanos se han venido manifestando en los últimos días para pedir el veto del presidente a las reformas impulsadas por el Gobierno.

"Las reformas de la Justicia son necesarias, pero sin que generen el enfrentamiento de la sociedad y sin que supongan la división del país", afirmó Duda, quien pidió al Ejecutivo que modifique las normas para que sean aceptadas por la mayoría de los polacos.

La polémica reforma del Tribunal Supremo ponía a la corte bajo el control político del partido gobernante, ya que daba al titular de Justicia, que también es Fiscal General, el poder de nombrar a la mayoría de sus magistrados, algo que no debería corresponder al ministro, precisó Duda.

Tras la declaración del presidente, las dos normativas deberán regresar al trámite parlamentario para su modificación con las recomendaciones que plantee Duda, quien hoy se reúne con la presidencia del Tribunal Supremo y del máximo órgano de gobierno de los jueces.

Duda aprovechó su intervención para pedir "calma y prudencia" a todos los políticos, "tanto a los que hoy en día tienen una mayoría como a los de la oposición", a los que pidió resolver sus diferencias por la vía parlamentaria y no en la calle, en referencia a las movilizaciones de los últimos días.

El principal partido de la oposición, la fuerza de centro-derecha Plataforma Ciudadana, recibió con satisfacción el anuncio, aunque en un comunicado lo calificó de "insuficiente" y pidió que el veto también se extienda al proyecto de ley del poder judicial.

Por su parte, la portavoz parlamentaria del partido liberal Nowoczesna, Katarzyna Lubnauer, dijo que la decisión de Duda "aleja a Polonia del abismo" y, por ahora, "evita que el país pase a convertirse en un Estado sin democracia al estilo occidental, un país sin separación de poderes, sin independencia de los tribunales y en el camino de su salida de la Unión Europea".

Lubnauer agradeció a los miles de polacos que han salido a las calles en los últimos días para forzar este veto, "en especial a los jóvenes", quienes han demostrado que es posible evitar que el Gobierno "se apropie" de los tribunales y "detener las decisiones que quieren destruir el Estado".

Desde Nowoczesna se considera que la decisión del presidente permite a las fuerzas políticas sentarse a debatir una reforma de la Justicia consensuada.

Tras el anuncio de Duda, la primera ministra polaca, Beata Szydlo, acudió a la sede de su partido para mantener un encuentro con sus responsables, entre ellos el líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, considerado como el verdadero hombre fuerte de Polonia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha