eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El primer ministro belga dice que no pidió que se cerraran las tiendas por la alerta

- PUBLICIDAD -
El primer ministro belga dice que no pidió que se cerraran las tiendas por la alerta

El primer ministro belga dice que no pidió que se cerraran las tiendas por la alerta

El primer ministro belga, Charles Michel, dijo que el Gobierno no pidió que se cerraran los comercios ni otros lugares públicos durante la alerta máxima desencadenada tras los atentados de París y que esta decisión se llevó a cabo a nivel municipal.

En una entrevista que publica hoy el diario Le Soir, Michel explica las decisiones del Gobierno cuando se elevó al máximo el nivel de alerta terrorista en la región de Bruselas, pasando del 3 al 4, ante la "amenaza inminente" de atentados, lo que llevó prácticamente a paralizar la capital.

"No quiero reprochar nada con esto, cada uno actuó a su nivel de responsabilidad. Pero para mí, es un rango demasiado elevado. Es la lección para el futuro: hay que buscar un dispositivo que permita, en una situación similar de crisis, una unidad de comando", explica el primer ministro.

En la entrevista, Michel justifica otras de las decisiones que el Gobierno ha tomado para reforzar la seguridad y asegura que prefiere haber actuado "en exceso" que ser acusado "de un drama".

"Prefiero que me reprochen de haber hecho demasiado a que me acusen de un drama. Pero cuando uno se enfrenta a una situación así solo piensa en la mejor situación posible y hacerla operativa", afirma el jefe del Gobierno belga.

Michel subraya que el Gobierno tenía conciencia de un riesgo "serio e inminente" y de que podían desarrollarse ataques coordinados en distintos puntos del centro de Bruselas, como los acontecidos en París el 13 de noviembre.

"Por ello, desplegamos policías y militares sobre el terreno, pero también pusimos en alerta las fuerzas especiales de la policía y de la armada, para poder neutralizar un ataque de manera inmediata", argumenta.

El primer ministro belga incide en que "el Gobierno quería asegurarse de que los mensajes llegaban a la población".

"Estimé que había que decirles la verdad. Con la información que teníamos, mi responsabilidad era no mentir a la población. La cuestión se planteó y hubo quien me preguntó si realmente había que explicar las razones de la alerta 4. Fui yo conscientemente quien decidió que había que decir las cosas", subraya.

Michel reconoce que la imagen del país "se ha visto dañada durante algunos días".

"Pero no estamos en un daño estructural grave, vamos a resolver esto muy rápido", asegura Michel, quien, en los próximos días, multiplicará su presencia en medios internacionales, según Le Soir.

En la entrevista, Michel habla también de la amenaza de la radicalización y de las medidas impulsadas por el Gobierno tras los atentados de París, un plan que incluye una inversión suplementaria de 400 millones de euros destinada a la seguridad y la prevención del terrorismo y otras propuestas como el encarcelamiento de los yihadistas retornados.

"No es simple, porque hay límites jurídicos y quiero que esto sea compatible con nuestros valores fundamentales. No quiero un Guantánamo en Bélgica. Estoy muy orgulloso de vivir en un país donde no hay escuchas telefónicas sin control previo de un magistrado", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha