eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El principal partido aliado de Temer pone en duda su permanencia en el poder

- PUBLICIDAD -
El principal socio de Temer pone en duda su permanencia en el poder

El principal socio de Temer pone en duda su permanencia en el poder

El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), una de las principales fuerzas de la coalición de Gobierno, ha puesto en duda la continuidad del presidente Michel Temer en el poder y ha atizado el escándalo de corrupción que cerca al mandatario.

"Estamos llegando a un punto de falta de gobernabilidad, por lo que es necesario que haya un acuerdo para dar la estabilidad mínima necesaria para llegar a las elecciones" previstas para octubre de 2018, declaró el presidente del PSDB, Tasso Jereissati.

Esa advertencia ha llegado en momentos en que una denuncia por corrupción pasiva formulada contra Temer se tramita en una comisión de la Cámara de Diputados, que a partir de la semana próxima debatirá el caso para luego remitirlo al pleno del órgano legislativo.

Si la denuncia, presentada por la Fiscalía, fuera acogida por al menos dos tercios de los 513 diputados, la Corte Suprema quedaría autorizada para iniciar un juicio penal contra Temer, que en ese caso sería suspendido durante los 180 días que duraría el proceso.

La vacante sería cubierta por el presidente de la Cámara baja, Rodrigo Maia, pero si hubiera una sentencia condenatoria, Temer sería destituido y el Parlamento escogería, en forma indirecta, a quien completaría el actual período presidencial, que vence el 1 de enero de 2019.

En ese proceso, en el que lo político se impone a lo jurídico, el PSDB, con la tercera minoría que le dan sus 46 escaños en la Cámara de Diputados, es una de las fuerzas en que Temer confía para impedir su eventual suspensión del cargo.

Jereissati, sin embargo, puso en duda la fidelidad del PSDB y admitió que varios diputados de esa formación pueden decantarse por la denuncia contra Temer, lo cual dejaría al mandatario al borde del abismo.

Incluso, consideró que Rodrigo Maia, quien debería sustituirlo en caso de llegar a un juicio penal, "tiene condiciones de juntar a los partidos políticos y lograr los niveles mínimos de estabilidad que el país precisa".

La inquietante declaración del PSDB se ha conocido cuando Temer participa en Alemania en la Cumbre del G20, de la que pensó ausentarse por la crisis política, aunque cambió luego de idea.

La situación de Temer, que hasta hace un mes, cuando estalló el escándalo que lo tiene contra las cuerdas, tenía una considerable mayoría en la Cámara baja, se agrava con disidencias surgidas en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que él mismo lidera.

EL PMDB ocupa los dos principales cargos en la comisión en que se tramita la denuncia por corrupción, pero varios diputados de esa formación también han sugerido que pudieran pronunciarse por darle curso al juicio penal.

El diputado Sergio Zveiter, que actúa como instructor del caso en la comisión, pertenece al PMDB pero fuentes políticas aseguran que su informe, que será votado en ese comité el próximo lunes, podría inclinarse por sugerir que se acoja la denuncia.

En medio de los propios desencuentros dentro del PMDB, que se ventilan en voz baja, el subjefe del oficialismo en la Cámara baja, Roberto Mansur, instó a la base política de Temer a la "unidad" y calificó de "absurdo" que el PSDB, que tiene cuatro ministros en el Gobierno, "siembre dudas" sobre la situación del mandatario.

Frente al trámite que se acelerará a partir de la semana próxima en la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados, tanto el Gobierno como la minoritaria oposición trabajan con la calculadora en la mano.

Para salvar su mandato, Temer precisará de 172 de los 513 votos del plenario de la Cámara baja, mientras que sus adversarios deben reunir 342 diputados.

Rodrigo Maia, quien ha surgido como una posible alternativa, se ha mostrado en público como un fiel aliado del gobernante, pero la prensa local apunta que en los últimos días se ha reunido con agentes del mercado financiero y ha asegurado la continuidad del actual equipo económico en caso de que Temer pierda el cargo.

La permanencia de ese equipo se ve como una garantía de que las impopulares reformas que Temer ha propuesto seguirán su trámite, por lo que la supuesta promesa de Maia pudiera debilitar aún más a un gobernante que tiene una escasa popularidad del 7 %, pero cuenta hasta ahora con el respaldo del sistema financiero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha