eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los padres fueron principales sospechosos al rechazar identificar el cadáver

- PUBLICIDAD -
Los padres fueron principales sospechosos al rechazar identificar el cadáver

Los padres fueron principales sospechosos al rechazar identificar el cadáver

Rosario Porto y Alfonso Basterra, los padres de la pequeña Asunta, que apareció muerta en una pista del municipio de Teo en la madrugada del 22 de septiembre, se convirtieron en "los principales sospechosos" del presunto asesinato al no querer acudir al lugar donde fue hallado el cadáver para identificarlo.

El Correo Gallego cita en su edición de hoy fuentes cercanas al caso para informar de que los agentes acudieron al domicilio familiar a comunicar a los padres el luctuosos hallazgo, pero al parecer ambos "rechazaron" acudir al lugar en el que fue localizado el cuerpo sin vida de la niña.

"Los agentes se sorprendieron tanto de su comportamiento que, a partir de ese momento, los padres se convirtieron en los principales sospechosos", informa el citado diario.

"La reacción de los progenitores les dejó helados: ninguno de los dos hizo ademán de acompañarlos, ni siquiera mostraron signos de desesperación", añade el periódico en su información.

La acusación que pesa sobre Rosario Porto y su expareja y padre de la víctima, Alfonso Basterra, se ha elevado de homicidio a asesinato y en el endurecimiento de la calificación han pesado las pruebas forenses -sangre, gástricas y de pelo- al revelar que Asunta era sedada con Lorazepam, un ansiolítico cuyo registro más alto corresponde al día 21, jornada en la que murió la pequeña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha