eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El juez procesa a un exministro guatemalteco por el asesinato de diez presos

- PUBLICIDAD -
El juez procesa a un exministro guatemalteco por el asesinato de diez presos

El juez procesa a un exministro guatemalteco por el asesinato de diez presos

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha procesado al exministro de Gobernación de Guatemala Carlos Vielmann para ser juzgado en España por ordenar el asesinato de diez presos en 2005 y 2006 en las cárceles guatemaltecas de la Granja Penal de Pavón y la de El Infiernito.

El juez ha procesado a Vielmann, que adquirió la nacionalidad española en 2009, después de que en febrero de 2012 la Audiencia Nacional anulara su extradición a Guatemala al desistir las autoridades guatemaltecas a su entrega, por lo que se acordó juzgarle en España en virtud de una querella que interpuso la Fiscalía por estos mismos hechos.

Gómez Bermúdez afirma en su auto de procesamiento que Vielmann cometió "ejecuciones extrajudiciales" de diez presos, tres fugados de los centros penitenciarios y otros siete asesinados en el interior de la Granja Modelo de Rehabilitación Pavón, controlado íntegramente por un grupo de reclusos que formaban el autodenominado "Comité de Orden y Disciplina".

Por estos hechos, el magistrado ha citado al exministro el próximo día 11 a las 10.00 horas para comunicarle su procesamiento por diez delitos de asesinato.

Según el juez, el procesado creó en su etapa de ministro de Gobernación, junto a otros altos mandos, "una estructura criminal parapolicial" que, a su vez, formó un "cuerpo clandestino de seguridad dentro del Ministerio de Gobernación para ejecutar extrajudicialmente, entre otros, a determinadas personas privadas de libertad".

Detalla que este cuerpo clandestino se creó en respuesta a la fuga de 19 presos de la cárcel de máxima seguridad de El Infiernito y, para ello, Vielmann emitió una orden de servicio tipo misión, denominada Plan Gavilán, para la "búsqueda y recaptura de los reos fugados".

De esta forma, considera probado que un grupo de oficiales asignados al Plan Gavilán capturó a un preso que se había fugado de El Infiernito el 3 de noviembre de 2005, lo llevó a una carretera donde lo interrogaron para después introducirle en un coche y dispararle en la parte posterior de la cabeza, simulando un enfrentamiento con un retén judicial.

El auto también afirma que en 2006 Vielmann elaboró un plan, denominado Pavo Real, para que las fuerzas del orden recuperaran el control de la Granja Modelo de Rehabilitación Pavón, que regentaba íntegramente un grupo de reclusos que formaban el autodenominado "Comité de Orden y Disciplina".

Vielmann y sus subordinados acordaron que este plan tendría un "objetivo paralelo y oculto", que "era matar a los reos que dirigían de facto el penal".

"El plan fue presentado al presidente de la República de Guatemala -entonces Óscar Berger-, quien dio su autorización a la realización del asalto al centro Pavón con el objetivo oficial de recuperar la gestión del centro", afirma el juez en el auto.

Tanques militares y unos 3.000 efectivos de la Policía y el Ejército Nacional, junto a otros cuerpos estatales, tomaron el penal y mataron con armas de fuego a los reclusos que controlaban la cárcel "sin que por su parte hubiera resistencia alguna".

El juez apunta que con el objetivo de encubrir los hechos estas fuerzas estatales colocaron a los ejecutados granadas y un fusil en las manos para simular que habían muerto enfrentándose con ellos.

Además de imponerle una serie de medidas cautelares, el juez ha pedido al procesado que, en el plazo de diez días, presente una fianza de un millón de euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias a las que pudiera ser condenado.

Este auto de procesamiento resulta imprescindible para que se abra un juicio oral al exministro gualtemalteco, al que se le inculpa formalmente la participación en estos hechos, especialmente, los siete asesinatos de la Granja Pavón gracias a una serie de documentos gráficos que se aportan para el proceso.

Tras ser detenido por segunda vez el 16 de diciembre de 2010 -la primera fue el 13 de octubre de ese año-, Vielmann fue puesto en libertad bajo fianza de 100.000 euros por el actual presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

En su declaración durante la vista de extradición, que después quedó archivada, Vielmann aseguró que esta operación formaba parte de un "amplio plan integral de seguridad respaldado por el Gobierno de la República y en el que participaron varias instancias gubernamentales" y explicó que de la evolución del operativo "estuvieron informados en todo momento el Gobierno, el cuerpo diplomático y la Procuradoría de Derechos Humanos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha