eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La jueza procesa por terrorismo a nueve jóvenes por la agresión en un bar de Alsasua

La magistrada de la Audiencia relaciona a los detenidos con un movimiento para provocar la salida de las fuerzas de seguridad

Un guardia civil tuvo que ser intervenido por las lesiones en una pierna y en la cara, mientras que el otro y las parejas de ambos presentaban magulladuras y hematomas

- PUBLICIDAD -
La juez procesa a 9 jóvenes por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua

Exterior del bar de Alsasua donde se produjo la agresión. EFE

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha procesado a 9 jóvenes, 7 de ellos en prisión provisional, como partícipes directos en la agresión a dos guardias civiles y sus parejas el pasado 15 de octubre en Alsasua (Navarra) por "terrorismo en concurso con delitos de atentado, de lesiones y de provocación a la discriminación, odio o violencia contra grupos".

Lamela ha adoptado esta decisión en un auto notificado el martes tras decretar la semana pasada la prisión para siete de los doce jóvenes identificados como autores de la agresión, entre los que se encuentran dos menores, cuyo procedimiento tramitará el jueza central de menores José Luis Castro.

Entre los procesados está Jokin Unamuno, al que señala como uno de los "promotores" del movimiento Ospa Mugimendua en Alsasua –que dinamiza la campaña de la izquierda abertzale "Alde Hemendik" (Fuera de Aquí)–, "en el que estarían integrados el resto de investigados".

"Todos ellos conocían con anterioridad la condición de guardias civiles del teniente y el sargento, siendo está única y exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados", destaca la jueza.

Los nueve procesados han sido identificados por las víctimas de la agresión en las ruedas de reconocimiento celebradas la pasada semana y el teniente apuntó a Jokin Unamuno como "una de las personas que le golpeó mediante puñetazos y patadas" y señaló que "es muy conocido en Alsasua por su vinculación con el Ospa Mugimendua, lo que fue corroborado por el sargento".

También le identificó una de las parejas de los agentes como la persona que en el Bar Koxka, donde se produjeron los hechos, "se encaró con el teniente y el sargento" y como uno de los que les golpearon en la calle.

Aratz Urrizola también ha sido identificado como uno de los que dieron puñetazos y patadas a los agentes y a una de sus acompañantes y que incluso empujó al sargento hasta la mitad de la calzada y en el suelo le golpeó.

Allí le dio una patada en el muslo a su pareja cuando esta se interpuso para evitar que le diera un puñetazo al sargento en la cabeza cuando trataba de levantarse, relata el auto.

A consecuencia de la agresión, uno de los agentes tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones sufridas en una pierna y en la cara, mientras que el otro guardia civil y las parejas de ambos presentaban lesiones, magulladuras y hematomas.

Estas agresiones, alega la jueza, "se enmarcan en la dinámica permanente Alde Hemendik (Que se vayan) creada por ETA y las ilegalizadas KAS-EKIN para exigir la retirada de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del Ejército del País Vasco y de Navarra".

El propósito de este movimiento, prosigue el auto, es que los agentes se sientan "en todo momento objeto de grupúsculos violentos con el gran condicionante que ello supone para su vida diaria, llegando a tener miedo o dificultades para realizar actividades" cotidianas con sus mujeres y sus hijos, instando "de manera indirecta a no entablar ningún vínculo afectivo o simplemente de amistad o cortesía con miembros de la Guardia Civil".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha