eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los rumores sobre el fin de un programa asistencial brasileño nacieron en una empresa

- PUBLICIDAD -
Los rumores sobre el fin de un programa asistencial brasileño nacieron en una empresa

Los rumores sobre el fin de un programa asistencial brasileño nacieron en una empresa

La policía brasileña investiga a una empresa de ventas por teléfono por su presunta participación en la difusión de rumores sobre el fin del principal programa del Gobierno contra la pobreza, que hace una semana originaron una avalancha para sacar dinero de los bancos, informaron hoy medios locales.

El diario O Globo citó fuentes policiales que confirmaron que la empresa, que no identifica, tiene sede en Río de Janeiro y que en sus centrales se originaron mensajes de voz y texto que recibieron en sus teléfonos miles de personas beneficiarias del programa Bolsa Familia.

Los rumores comenzaron el pasado 18 de mayo y corrieron como pólvora por 13 de los 27 estados del país, en los que cerca de un millón de personas se apiñó durante dos días frente a los cajeros electrónicos de los bancos.

La información sobre el supuesto origen del rumor en una empresa fue confirmada también por la Agencia Brasil (oficial), aunque esta fuente no citó detalles de la investigación policial ordenada por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

La jefa de Estado ha calificado los rumores de "inhumanos" y "criminales" y ha garantizado que el Gobierno "no renuncia ni renunciará al Bolsa Familia" .

Mediante ese plan, el Gobierno presta asistencia financiera a 13,8 millones de familias de bajos recursos, las cuales reciben subsidios de unos 70 reales mensuales (35 dólares, 27 euros), que son depositados en cuentas bancarias abiertas en entidades estatales.

Según la Caixa Económica Federal, la avalancha de personas a los cajeros electrónicos supuso retiradas por casi 152 millones de reales (76 millones de dólares, 59 millones de euros) en dos días.

Pese a que las autoridades aún no han esclarecido el interés que movió la difusión de los rumores, la ministra de la Secretaría de Derechos Humanos, María do Rosario Nunes, llegó a atribuirlos a la oposición, pero fue obligada a retractarse por el propio Gobierno.

"Los rumores sobre el fin de la Bolsa Familia deben ser de la central de noticias de la oposición. Muestran un deseo de quien nunca apreció la política (de distribución de subsidios)", afirmó Nunes en su cuenta en Twitter el lunes.

Sin embargo, aclaró luego que no tenía "información oficial" y que "no quería politizar" el origen de los rumores, sobre los cuales dijo que había emitido una "simple opinión", que fue descalificada por el titular de Justicia, José Eduardo Cardoso.

Según el ministro, las autoridades aún no están en condiciones de precisar si los rumores fueron "orquestados", por lo cual sería "muy precipitado" atribuir a los mismos intereses políticos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha