eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mas promueve una lista integradora para liderar CDC que evite choque de los sectores

- PUBLICIDAD -
Mas promueve una lista integradora para liderar CDC que evite choque de los sectores

Mas promueve una lista integradora para liderar CDC que evite choque de los sectores

El expresidente de la Generalitat Artur Mas está promoviendo una lista de integración para los doce puestos de la futura dirección ejecutiva de la nueva Convergència, que evite un choque entre sectores del partido.

El anuncio de ayer de Mas, que desveló que cuenta con la consellera de la Presidencia, Neus Munté, para hacer un "tándem presidencial" al frente del partido que nacerá este fin de semana, ha sido acogido con disparidad de opiniones dentro de CDC.

Diversas fuentes convergentes consultadas por Efe lo interpretan como una victoria del aparato del partido, en detrimento de sectores renovadores y del mundo local, que ahora dudan si formar parte de la candidatura que promueve Mas para la dirección ejecutiva.

En esta lista tienen muchas opciones de figurar nombres como el del presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull, en sintonía con Munté y que, meses atrás, trasladó a Mas, como hicieron también Germà Gordó y Josep Rull, su predisposición a convertirse en el número dos de la nueva Convergència.

Con el anuncio de ayer, Mas ha cortado en seco el debate sobre el número dos, que será Munté, pero fuentes del partido aseguran que una de las condiciones que ha puesto la portavoz del Govern es que dentro de la futura dirección ejecutiva esté presente Turull, que podría visualizarse como número tres, como responsable de acción política y relaciones institucionales.

En esta lista de consenso cabrían también nombres afines a Turull o a los sectores que lo apoyan, como el alcalde de Premià de Mar (Barcelona), Miquel Buch, la diputada en el Congreso Míriam Nogueras o el delegado del Govern en Barcelona, Miquel Àngel Escobar.

Para completar la lista, Mas desearía que repitiese como portavoz del partido Marta Pascal, que habría tenido opciones de ser la número dos si Munté hubiese rechazado el ofrecimiento.

Mas vería con buenos ojos incorporar al equipo de dirección a jóvenes alcaldes como Marc Castells, Marc Solsona y Albert Batalla, o a cuadros del partido como David Bonvehí y Marta Senserrich.

Uno de los retos de Mas, desde ahora y hasta las primarias del 23 de julio para escoger a los cargos de la dirección, será intentar convencer a estos perfiles y a otros sectores para que se sumen a la candidatura o al menos den su apoyo y no presenten lista propia.

Una de las familias que busca su espacio es la que pivota alrededor del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, que integra a voces identificadas con el sector socialdemócrata como Carles Campuzano o Mercè Conesa.

Los liberales de Llibergència aspiran a tener un nombre dentro de la lista de consenso, mientras que los renovadores de Generació Llibertat están sopesando si conviene presentar lista propia, algo que ya tiene decidido hacer Reagrupament, el partido que preside Ignasi Planas, que también participa en este proceso de refundación de Convergència aunque cada vez se muestra más crítico.

Mientras tanto, el exconseller de Justicia Germà Gordó sigue confeccionando una candidatura alternativa a la dirección, para la que ya tiene atados ocho nombres.

No obstante, fuentes de la plataforma de Gordó, Nova Convergència, aseguran que hay "disposición a hablar" sobre una posible incorporación de alguno de ellos a una lista de integración.

Pese a que las conversaciones privadas sobre las votaciones del 23 de julio ya hace días que han empezado, todo está pendiente de cómo acabe el congreso fundacional que arranca mañana y que determinará la estructura del nuevo partido.

De entrada, los cerca de 3.000 inscritos al congreso, que se celebrará del 8 al 10 de julio en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, tendrán que decidir si prescinden de un secretario general, validan la fórmula del "tándem presidencial" propuesta por Mas y ven compatible ocupar un cargo institucional y alguna responsabilidad dentro del partido.

A las 15.00 horas de mañana arrancará un fugaz XVIII congreso de CDC, presidido por Xavier Trias y que servirá simplemente para bajar de forma simbólica la persiana de este partido nacido en 1974.

Cuatro horas después, según el horario previsto, se dará por inaugurado el cónclave fundacional, cuya primera tarea será elegir el nombre del nuevo partido, entre dos o tres opciones que los militantes aún no conocen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha