eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los refugiados palestinos, los "grandes olvidados" de la guerra en Siria

- PUBLICIDAD -
Los refugiados palestinos, los "grandes olvidados" de la guerra en Siria

Los refugiados palestinos, los "grandes olvidados" de la guerra en Siria

Los refugiados palestinos son los "grandes olvidados" del conflicto sirio, porque "ningún país les quiere" y ellos sienten que "su último refugio" está amenazado, según la ONU, que lanzó un llamamiento para "impedir la destrucción de Siria como una entidad política".

"Todos los países de la región están bloqueando su acceso, no se les permite entrar y para ellos es humillante", dijo hoy a Efe el director de operaciones de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) en Siria, Michael Kingsley-Nyinah.

Siria ha sido un lugar "muy generoso" con los refugiados en general y con los palestinos en particular, pero "la guerra ha cambiado su mentalidad" y, "tras una larga historia de rechazo", sienten que "su último refugio" corre peligro.

Los 530.000 refugiados palestinos que había en Siria antes de marzo de 2011, cuando empezó el conflicto, se han reducido a 460.000, mientras que los 500.000 refugiados de otros países que vivían en ese país pasaron a ser 30.000 en el primer año de la guerra. "Eso muestra que sólo ellos (los palestinos) no tienen ningún lugar a dónde ir", explicó.

Kingsley-Nyinah lanzó un llamamiento para que las partes "busquen una solución política mientras apoyan a la UNRWA y otras agencias" e intenten "impedir la destrucción de Siria como una entidad política".

"Tras la guerra, pase lo que pase, los que acuerden su futuro deben tener en cuenta que Siria ha de ser un lugar de acogida para refugiados" porque "su capacidad de hacer vivir a una población diversa junta y en armonía forma parte de su patrimonio, que es importante para la humanidad".

Los refugiados palestinos en Siria también sufren la guerra en otros frentes, como el socioeconómico, pues "muchos ya eran pobres antes, pero ahora lo son muchos más", además de vivir el conflicto en primera persona en numerosos campamentos, donde "ha aumentado la cifra de muertos y heridos, así como los desplazados internos".

Preguntado si el incremento de la pobreza y el desempleo ha generado un aumento del integrismo islámico en los campamentos de refugiados palestinos, Kingsley-Nyinah explicó no son más peligrosos que antes, porque están acostumbrados a no tener nada.

"No son terroristas y, aunque no pecamos de ingenuos, porque siempre puede haber individuos peligrosos, los que atendemos sobre el terreno son mujeres, niños y hombres normales", dijo el representante de la ONU, que vive desde 2012 en Damasco, en cuya área se concentra el grueso de la población refugiada palestina.

La irrupción de los yihadistas del Estado Islámico (EI), que ha establecido un "califato" en las zonas que controla de Siria e Irak, "está distrayendo la atención sobre la situación humanitaria" en territorio sirio y "la búsqueda de una solución política del conflicto cede paso a una solución militar".

Este aumento de la perspectiva militar causa "serios problemas de financiación a las agencias que trabajan en Siria", mientras que los bombardeos de la coalición internacional "han complicado mucho" la situación humanitaria, porque "han aumentado los desplazamientos" y "las muertes de civiles".

"No importa quién lo cause, pero los civiles mueren y debemos recordar que la solución militar siempre causa más sufrimiento a la población", insistió.

Sobre el campamento de Yarmuk, en las afueras de Damasco, donde quedan 18.000 refugiados palestinos de los cerca de 160.000 que residían antes del conflicto, el director de operaciones de la UNRWA dijo que la situación sigue siendo "muy grave".

"Desde el pasado 18 de enero hemos podido entrar aunque no ininterrumpidamente y con la colaboración de las autoridades sirias hemos podido distribuir alimentos, mantas y vacunas", aseguró.

Desde el verano funciona además un pequeño centro de salud, con una enfermera, que ha supuesto una mejora y esta semana se ha conseguido distribuir agua, "pero la zona sigue cerrada y el acceso sigue siendo insuficiente para cubrir las necesidades básicas de sus habitantes".

"El problema es que ni la oposición armada, que controla la mayor parte del campamento, ni el Gobierno, que hace lo propio con los accesos y alrededores, quieren ocuparse de los civiles y no podemos saber realmente como es la situación en su interior".

Yarmuk, que era el centro de la comunidad palestina, es "un fiel reflejo de lo sucedido" en el país desde que estalló la guerra, "la raíz del sufrimiento de los refugiados en Siria".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha