eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mas reivindica que tiene los mismos diputados de 2010: "Me lo he currado mucho"

Defiende que CiU fue decisiva en 2010 para evitar el rescate de España

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha reivindicado este martes su trayectoria al frente del Govern, y también sus años como concejal en Barcelona y como líder de la oposición en el Parlament: "Sí, me lo he currado mucho. He tenido que currar mucho. Ha sido un trabajo largo y pesado", y ahora conserva los diputados de 2010.

Lo ha dicho en la segunda jornada del primer debate de investidura, donde ha reivindicado que, en plena crisis, con el paro elevado y un alto índice de pobreza, no ha perdido apoyos electorales porque tiene 62 diputados, los mismos que en 2010 --en 2012 bajó a 50, pero con JxSí ha vuelto a los 62--.

En 2010 lo consiguió bajo las siglas de CiU y ahora bajo las de JxSí (CDC-ERC), pero, para Mas, no cambia el hecho de conseguir un apoyo sostenido durante años: "Ha habido cambios de alianzas porque han pasado muchas cosas".

"He oído mil veces que me tendría que ir. Debo de molestar a mucha gente que preferiría que estuviera otro", y ha reivindicado que JxSí tiene más del doble de diputados que el segundo grupo de la Cámara, C's, que tiene 25.

"La veo poco moderna", ha espetado Mas a la líder de C's, Inés Arrimadas, a la que ha replicado en su discurso que, si CDC ha cambiado de aliados y ya no se presenta con Unió a las elecciones catalanas sino con ERC, es porque Cataluña también ha evolucionado.

"GRAN SERVICIO A ESPAÑA"

Ha reivindicado además que su partido ha colaborado en la gobernabilidad de España y que en 2010 fue decisivo para que "no fuera rescatada" por Europa, avalando el plan de reformas que presentó el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) en el Congreso.

Mas, que ha criticado que el PP no avaló esas reformas del Gobierno central, ha reivindicado que CiU estuvo al lado de Zapatero pese a que muchas de las medidas fueron impopulares, y ha resumido así el papel de CiU entonces: "Fue un gran servicio para toda España".

Mas ha lamentado que, meses después de aquella decisión de CiU, el Tribunal Constitucional "se cargó una parte sustancial del Estatut", lo que a su juicio demuestra que colaborar en la gobernabilidad de España no da réditos a los catalanes.

"Cuando los partidos catalanes, sin excepción, ha hecho apuestas para implicarse por la política española, todos han salido maltrechos y decepcionados", lo que explica su apuesta por el soberanismo, ha concluido.

Mas ha negado a Arrimadas ser duro con los débiles, y también ha negado ser débil con los duros: "Nos hemos enfrentado a los grandes poderes. No nos queda ni uno. El Gobierno central, el TC, el Parlamento español, una parte del Íbex 35 que está entusiasmado con lo que estamos haciendo, y los poderes periodísticos. Nos hemos enfrentado a todos y no de boquilla".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha