eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La relatora de la ONU expresa su preocupación por el conflicto en el oeste de Birmania

- PUBLICIDAD -
La relatora de la ONU expresa su preocupación por el conflicto en el oeste de Birmania

La relatora de la ONU expresa su preocupación por el conflicto en el oeste de Birmania

La relatora de Naciones Unidas para Birmania, Yanghee Lee, expresó su preocupación por las informaciones publicadas sobre el conflicto que acontece en la zona del oeste del país, sometida desde hace más de un mes a una vasta operación militar, informan hoy medios locales.

El Ejército se desplegó en el distrito de Maungdaw del estado Rakhine, en la frontera con Bangladesh, tras el asalto armado el 9 de octubre contra tres puestos de la policía fronteriza perpetrado por miembros de la minoría musulmana rohingya.

Hasta la fecha, según datos oficiales, ha muerto 86 personas entre asaltantes, policías, militares y civiles.

Lee criticó al gobierno birmano por someter a la región a un "bloqueo", que no permite el acceso a medios independientes ni organizaciones no gubernamentales para verificar las denuncias de abusos sobre los derechos humanos cometidos por el Ejército y realizadas por activistas rohingyas.

Activistas locales acusan al Ejército de cometer ejecuciones, violaciones y saqueos contra la población rohingya mientras Human Rights Watch (HRW) denunció la semana pasada con imágenes de satélite la quema de 450 casas en tres aldeas de esta minoría.

A principios de noviembre, el Ejército aprobó una breve visita a varios lugares donde se registra el conflicto para un selecto grupo de embajadores y oficiales de Naciones Unidas.

"El Gobierno ha admitido ahora utilizar una ametralladora apostada en un helicóptero para apoyar a sus tropas en el terreno, y hay reclamaciones no verificadas de represalias contra aldeanos que compartieron sus quejas con la delegación", señaló Yee en un comunicado que reproducen hoy medios locales.

"No se debe dar carta blanca a las fuerzas de seguridad para que intensifiquen sus operaciones bajo la cortina de humo de haber permitido el acceso a una delegación internacional. Se necesita una acción urgente para resolver la situación", dijo la relatora.

Según datos de la ONU, unas 30.000 personas se han visto desplazadas por el conflicto, al menos la mitad desde que sufriera una escalada en la última semana.

La representante de Naciones Unidas precisó que "desconoce" los esfuerzos realizados por la Administración, liderada de facto por la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, para examinar las denuncias de violaciones de derechos humanos.

"El Gobierno ha respondido en su mayoría con una negativa general. Lo que conlleva a preguntarse si se conservan las pruebas pertinentes para permitir que los autores tengan en cuenta sus malas acciones", dijo Yee al instar a un inmediata investigación "transparente, imparcial e independiente".

"No es aceptable que durante seis semanas haya un bloqueo completo, sin acceso a las áreas afectadas", sentenció la relatora.

Más de un millón de rohingyas viven en Rakhine, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos.

Las autoridades birmanas no reconocen la ciudadanía a los rohingya sino que les considera inmigrantes bengalíes, y les impone múltiples restricciones, incluida la privación de movimientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha