eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El representante catalán en Bruselas dice que Gobierno no tiene "argumentos" para "frenar" su acción

El Representante Permanente de la Generalitat de Cataluña ante la Unión Europea, Amadeu Altafaj, ha asegurado que el Gobierno de Artur Mas no teme a la posible intención del Gobierno español de recurrir la figura del cargo que desempeña en Bruselas al asegurar que no hay "argumentos" para "intentar frenar" su funciones, incluido captar inversiones y explicar la realidad de Cataluña, incluso a nivel político.

- PUBLICIDAD -

"Si el único reparo que se tiene a la acción aquí en Bruselas, de la delegación del Gobierno de la Generalitat es la denominación quiere decir que vamos bien en lo demás. En las funciones y en la acción diaria que se hace aquí en el exterior y en particular en Bruselas no hay ninguna objeción", ha explicado Altafaj en su primer encuentro con la prensa desde que asumió el cargo hace cinco semanas.

El exportavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión, muy conocido en el círculo de Bruselas, ha asegurado que "no" hay preocupación por la posibilidad de que el Gobierno español recurra el nombramiento de un representante permanente de la Generalitat ante la UE.

"No creo que en el derecho internacional este codificado como tal la exclusividad de la representación permanente si existe una práctica", ha abundado.

"Si ése es el nivel de objeciones me reconforta en el ejercicio de mis funciones", ha insistido, dejando claro que la delegación del Gobierno catalán se centra en la capital belga "en el que se hace y no en la denominación".

En este sentido, ha instado al Gobierno español ha apoyar "esta proyección exterior" por el "valor añadido" que aporta en múltiples frentes, incluido en el económico para atraer inversiones, alegando por ejemplo que esta delegación y en particular la oficina de promoción de inversiones y la oficina de internacionalización de empresas ha firmado 698 contratos en un año "que reportan varios miles de puestos de trabajo y ayudan a preservar otros que ya existen.

"Ir contra esto sería una sinrazón", ha insistido. "No creo que hay argumentos para intentar frenar lo que se hace aquí, incluso en términos más políticos", ha dejado claro.

"Por supuesto explicamos también el país en todas sus dimensiones, incluida la dimensión política que es de gran interés en estos momentos entre nuestros socios europeos", ha apostillado, insistiendo en que su cargo responde de hecho a "una demanda objetivo que existe entre nuestros socios europeos, institucionales y no institucionales, por saber qué ocurre en Cataluña".

Altafaj ha rechazado que las instituciones europeas y los Gobiernos de la UE hayan dado "un portazo en las narices" al proyecto independentista catalán insistiendo en que "hay una demanda objetiva en tener información plural".

"Aquí en Bruselas y en todas las capitales europeas aprecian esta comunicación directa", ha asegurado. "Quieren saber qué va a ocurrir el 27 de septiembre, cómo se va a organizar, por qué hay que organizar una consulta de este tipo vía elecciones plebiscitarias y no se ha podido hacer de una forma correcta y amparada en la Constitución española en forma de referéndum, como se hizo de forma pactada en Escocia y son este tipo de preguntas a las que intentamos responder", ha puntualizado.

Altafaj ha admitido ser "consciente evidentemente de la posición del Gobierno español" pero ha dejado claro que "esto no impide que en asuntos muy concretos" en beneficio "objetivo" para los ciudadanos trabajen de forma "muy correcta" en Bruselas. "Con la Representación Permanente de España (ante la UE) esta delegación trabaja muy bien", ha concluido, asegurando que "la relación de trabajo es muy correcta, excelente incluso". "No ha habido ningún enfrentamiento, ninguna oposición", ha asegurado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha