eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los 28 respaldarán mañana desarrollar una política común contra la guerra híbrida

Discuten los desafíos de seguridad en el este y sur y preparan la cumbre de junio

- PUBLICIDAD -

Los ministros de Exteriores y Defensa de la UE discutirán el lunes los desafíos de seguridad al este y sur y respaldarán desarrollar una política común para hacer frente a la guerra híbrida que combina todo tipo de instrumentos de presión, incluido el uso de fuerzas no convencionales o encubiertas, la guerra económica, la propaganda y desinformación, como se ha visto en el conflicto en Ucrania. Se trata de un área en el que la UE busca cooperar con la OTAN, cuyo secretario general Jens Stoltenberg, se sumará a las deliberaciones con los Veintiocho.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reclamado a los Veintiocho desarrollar "una político común" para hacer frente a la guerra híbrida, que "tanto en el Este como el Sur de Europa" está emergiendo "como una enorme amenaza" como se ha visto en Ucrania y por "el uso intensivo de Daesh (Estado Islámico) de los medios sociales y otras herramientas no convencionales".

Y ha insistido en la prioridad de "desarrollar mejores capacidades de alerta de situación" y garantizar un intercambio de información "adecuado" en su informe reciente en el que repasa los progresos y las lagunas en la cooperación en defensa de cara a preparar la cumbre de junio en la que se espera que los líderes europeos den luz verde a la elaboración de una nueva estrategia de política exterior y seguridad, a la luz de los nuevos desafíos.

Mogherini, que también ha identificado la seguridad marítima y la gestión de las fronteras entre las nuevas amenazas emergentes a atender, ha lamentado los progresos "bastante limitados" hasta ahora para mejorar la capacidad de respuesta rápida a crisis, ya sea a través de los grupos de combate tácticos de la UE que nunca han sido utilizados -por falta de voluntad política y falta de financiación común para su despliegue-- o para explotar el potencial del Tratado de Lisboa para encomendar a un grupo de países determinadas misiones --por el temor de algunos países de perder el control político_. Pero también las persistentes dificultades para generar las fuerzas para las misiones y para financiarlas.

"Dado la relación entre la seguridad interna y externa, la migración ilegal y el tráfico de todo tipo, los aspectos antiterroristas, así como las amenazas híbridas quizá necesiten ser incorporadas en la planificación de cualquier posible nueva operación/misión o de hecho en la acción de la UE de forma más general", reclama en su informe.

Los Veintiocho esperan dar el primer paso el lunes para poner en marcha una operación militar naval para actuar contra las mafias en el Mediterráneo que trafican con inmigrantes desde Libia y que no excluye destruir sus embarcaciones si el Consejo de Seguridad de la ONU avala la misma con una resolución.

ENTRENAR Y EQUIPAR A TERCEROS

También discutirán la iniciativa 'Entrenar y Equipar' propuesta por Alemania y respaldada por el resto para contribuir también a equipar a las fuerzas de seguridad de terceros países que entrena la Unión Europea, un problema generalizado en las misiones por falta de equipos aunque no se cubriría el armamento ofensivo. "No se resuelve la cuestión de la financiación", han explicado fuentes diplomáticas. Se espera que los líderes europeos den directrices en junio para explorar posibles vías de financiación y aplicar la iniciativa a Malí y Somalia.

Dado que el presupuesto europeo para misiones civiles de la UE se agota antes de tiempo de forma recurrente, los Veintiocho estudian "posibilidades" como destinar más fondos a la Facilidad de Paz Africana, que corre a cargo del Fondo de Desarrollo Europeo, nutrido con "cuotas nacionales", que la Comisión busque fondos destinados a desarrollo para promover "seguridad, desarrollo y estabilización" y, en tercer lugar, la creación de un nuevo fondo a cargo de los países específicamente para financiar la iniciativa.

La segunda opción se ve como la que podría suscitar más apoyos, dado que no implicaría más aportaciones de los Estados miembro, aunque la Comisión se resiste a utilizar presupuesto para desarrollo, según fuentes diplomáticas.

La jefa de la diplomacia europea y la comisaria de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, han reclamado además que los líderes europeos den directrices sobre las capacidades militares futuras prioritarias ante la evidente necesidad de estrechar la cooperación para desarrollarlas por la caída en los presupuestos en defensa y el alto coste de los equipos.

Se trata de capacidades como los radares de vigilancia aérea, buques de patrulla, de apoyo y aviones de patrulla marítima, capacidades de protección de las fuerzas para contrarrestar los drones y de evacuación médica para las operaciones, armas antitanque o capacidades contra la guerra híbrida.

INCENTIVOS, SIN NUEVOS PROYECTOS A LA VISTA

"Se necesita hacer más para incentivar la cooperación en defensa, incluido a través de la adquisición conjunta y una mayor movilización de los instrumentos de la UE", admiten en su carta conjunta a los Veintiocho y al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de cara a la cumbre, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Los líderes europeos ya respaldaron en la cumbre de diciembre de 2013 explorar incentivos que no distorsionaran el mercado. Por lo que se refiere a incentivos fiscales, Bélgica ya ha dado su visto bueno a eximir del IVA a proyectos gestionados por la Agencia Europea de Defensa (EDA), algo pendiente de formalizar y que podría ahorrar a los Estados miembros un 20%, según fuentes de la EDA, que dirige el diplomático español Jorge Domecq.

También se están estudiando soluciones financieras innovadoras como acudir a la participación del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la creación de un Fondo de Inversión dedicado al sector de la defensa.

No se lanzarán a priori nuevos proyectos multinacionales de capacidades en la cumbre de junio a pesar de que la EDA confiaba en que se lanzara aún proyecto nuevo. "La mayor parte de países no está en posición de lanzar nuevos proyectos hasta que no se acaben los otros cuatro", han resumido fuentes diplomáticas.

Los Veintiocho repasarán el lunes los cuatro programas de capacidades que los líderes respaldaron en diciembre relativos a las capacidades de reabastecimiento en vuelo, los drones, las comunicaciones por satélite que lidera España y la ciberdefensa.

FONDOS PARA INVESTIGACIÓN EN SEGURIDAD

También se espera que respalden el trabajo de la Comisión para lanzar la acción preparatoria sobre investigación en Política de Seguridad y Defensa Común que los líderes europeos respaldaron en diciembre de 2013.

La acción, que la Comisión espera lanzar en 2017, contará con un presupuesto de apenas 50 millones pero se espera que allane el camino para poner en marcha un programa de investigación comunitario a partir de 2020 para potenciar las tecnologías de uso dual, civil y militar. "Se rompe un tabú: que la Comisión emplea dinero de investigación para proyectos de I+D para la PSDC", según fuentes diplomáticas.

La Comisión espera concluir una hoja de ruta para promover un régimen único para la seguridad de suministro en el primer trimestre de 2016 y estudia la posibilidad de ayudar a pequeñas y medianas empresas de defensa a través del programa COSME. Los Veintiocho aprobarán el lunes un plan de acción con 30 medidas voluntarias preparado por la EDA para mejorar al mercado la incorporación de las pymes no radicadas en su territorio, entre ellas abonar contratos en el plazo de 30 días.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha