eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las restricciones sobre la minoría musulmana propician su unión al EI, dice un informe

- PUBLICIDAD -
Las restricciones sobre la minoría musulmana propician su unión al EI, dice un informe

Las restricciones sobre la minoría musulmana propician su unión al EI, dice un informe

Las severas restricciones que las autoridades chinas imponen sobre la minoría musulmana uigur, que habita la región noroccidental de Xinjiang, ha propiciado que más de 100 miembros de esta etnia se unan al Estado Islámico (EI).

Así lo asegura el instituto de investigación New America Foundation, con sede en Washington, que cita como ejemplos el control del régimen comunista sobre algunas prácticas musulmanas, como ayunar durante el Ramadán o el hábito de dejar crecer la barba.

El centro contradice así la postura de Pekín de que son "fuerzas externas" las que entrenan y persuaden a grupos uigures para que se sumen al EI y perpetren actos de violencia también en China, que se han cobrado centenares de vidas en los últimos años.

Determinadas medidas, señala el informe, que se basa en información sobre más de 3.500 reclutas extranjeros del EI filtrada por un desertor, "podrían impulsar a la población a abandonar su país e irse a otros lugares en busca de un sentimiento de pertenencia".

De los 3.500, 114 proceden de Xinjiang, añade el estudio, de forma que la región se convierte en el quinto mayor origen de extranjeros que se suman al EI, tras tres zonas de Arabia Saudí y otra en Túnez.

La región autónoma de Xinjiang, puntualiza, tiene un importante potencial de reclutamiento debido a las "significativas diferencias económicas entre la etnia mayoritaria han y la población local musulmana uigur", así como el "considerable estado de represión".

El estudio indica que los combatientes del EI procedentes de Xinjiang cumplen el perfil de ser, en general, "menos formados, tener poca experiencia en el extranjero y estar casados", en contraste con otros reclutas extranjeros.

Por el contrario, Pekín tiende a acusar a "fuerzas externas" de radicalizar a células uigures y establece vínculos entre la organización terrorista y el Movimiento del Turkestán Oriental (ETIM, en sus siglas en inglés), que dice buscar la independencia de la región y estar detrás de los atentados que tienen lugar en China.

El año pasado, las autoridades comunistas aseguraron que un centenar de ciudadanos chinos, en su mayoría uigures, combaten en las filas del ISIS, y el diario oficial Global Times alertaba de posibles ataques de combatientes del país del EI en el país.

Mientras, el presidente chino, Xi Jinping, realizó el miércoles una gira por la región autónoma de Ningxia, situada en el norte y hogar de otra minoría musulmana china, la hui, donde visitó la mezquita de Xincheng, en la ciudad de Yinchuan.

En Ningxia urgió a "promover la armonía religiosa y social", y a la vez exhortó a que "se vigilen las infiltraciones ilegales a través de la vía religiosa".

El presidente chino instó a las autoridades a "adherirse a las políticas religiosas del Partido Comunista de China", y a "guiar a las religiones para que se adapten mejor a la sociedad socialista".

"Se deberían hacer más esfuerzos para que las figuras religiosas y los creyentes respeten y obedezcan las leyes", agregó, y pidió a los círculos religiosos que "interpreten bien la doctrina del Islam".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha