eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los sevillanos salen para el Rocío, aunque menos por la crisis

- PUBLICIDAD -
Los sevillanos salen para el Rocío, aunque menos por la crisis

Los sevillanos salen para el Rocío, aunque menos por la crisis

Las hermandades sevillanas de Triana, de la Macarena y del Cerro del Águila han comenzado hoy su peregrinaje hasta la ermita de El Rocío, en el municipio onubense de Almonte, un recorrido de 60 kilómetros que este año reúne a menos romeros por la crisis y que se desarrollará con algunas lluvias intermitentes.

Las cifras oficiales apuntan a que son unos 6.000 romeros los que emprenden hoy el camino desde Sevilla, de donde mañana saldrán otras dos hermandades rocieras, y de ellos unos 5.000 corresponden a la de Triana, que este año cumple 200 años.

Sin embargo, en la salida de Triana de este año se ha comprobado menos afluencia de romeros y, por tanto, más rapidez que la registrada en los últimos años en su salida de la ciudad, que ha sufrido atascos de tráfico porque ocupan la entrada y salida hacia Huelva.

Existen muchas formas de hacer el camino, que se realiza por carriles de tierra excepto en su salida desde la ciudad y que, en el caso de las hermandades que salen hoy, se desarrollará hasta el próximo viernes por la tarde.

Hay romeros que pernoctan en lugares indicados para ello en pinares cercanos a Sevilla, y también hay quien va y viene cada día, o quien sólo pueden hacer algún tramo, como ha explicado a Efe una de las romeras, María Rodríguez, que no podrá ir más allá de Castilleja de la Cuesta (Sevilla).

La composición de las hermandades se basa en el Simpecado, una carroza de plata con la imagen de la Virgen tirada por bueyes que va precedida por los tamborileros, que con una mano tocan el tambor y con la otra la flauta, y los caballistas.

También acompañan al Simpecado, denominación que tiene su origen en la expresión latina "sine labe concepta", "Sin pecado concebida", carretas de tela, que en el caso de Triana son 27, así como numerosos coches de caballo de distintos tipos, en los cuales se guardan las viandas que comerán y beberán durante el camino.

Cohetes sonoros van anunciando el cortejo, en el que la mayoría de las mujeres van vestidas con trajes de flamenca que suelen ser distintos a los de la Feria y se llaman batas rocieras, y los hombres se cubren la cabeza con sombreros de ala ancha para protegerse del sol.

Todos coinciden en llevar colgada del cuello la medalla de la Virgen del Rocío y también es habitual que, para andar, se ayuden de un palo coronado con unas ramas de romero.

Las jornadas de los peregrinos comienzan temprano, con la misa de romeros en torno a las siete de la mañana, tras la cual empiezan a caminar, y durante el recorrido hay tiempo para "rezar, comer, beber y bailar", ha precisado la peregrina Rocío Gómez, que hace el camino cada año con su madre y su hija.

En total serán 112 las hermandades que desde todo el país irán llegando desde el jueves y el viernes hasta la ermita del Rocío, donde durante la madrugada del domingo al lunes se producirá el salto de la reja, tras el cual los almonteños sacarán a hombros a la Virgen para llevarla en procesión durante varias horas por las calles de la aldea.

Manuel Rus.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha