eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los sindicatos portugueses rechazan nuevos impuestos a los trabajadores

- PUBLICIDAD -
El Gobierno luso propone más impuestos a las rentas del trabajo y el capital

El Gobierno luso propone más impuestos a las rentas del trabajo y el capital

Los dos grandes sindicatos de Portugal rechazaron hoy las nuevas cargas impositivas que prepara el Gobierno para compensar la retirada de su último paquete de recortes salariales, forzado por una ola de críticas y protestas.

Al término de una reunión con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP, comunista) y la Unión General de Trabajadores (UGT, socialista) coincidieron en rechazar que se pidan más sacrificios a los trabajadores.

La patronal portuguesa, que también se había opuesto a las últimas medidas, sugirió, en la reunión celebrada hoy con el Ejecutivo y las organizaciones sindicales, que se aumenten los impuestos sobre el tabaco para compensarlas.

El secretario general de la CGTP, Armenio Carlos, se opuso a cualquier decisión que implique otra reducción de salarios o más impuestos al trabajo "sea en el sector privado, la administración pública o los pensionistas", colectivos a los que el Ejecutivo conservador luso ha aplicado ajustes diferentes en el último año.

La UGT fue más moderada, pero expresó su temor a que la austeridad aumente aún más el próximo año y se agrave la situación social y económica del país.

Joao Proença, secretario general del sindicato, el segundo por número de afiliados, pidió al Ejecutivo más preocupación por el crecimiento y el empleo.

"Es evidente que el Gobierno se prepara para más impuestos y que va a aumentar la austeridad", señaló Proença, que, no obstante, se mostró convencido de que el próximo año el Ejecutivo retirará la suspensión de las pagas anuales de verano y Navidad aplicada este ejercicio a trabajadores y pensionistas del Estado.

Passos Coelho anunció hoy que prepara nuevos aumentos de impuestos para compensar la retirada de la prevista subida de los pagos de los trabajadores a la seguridad social, que iba a suponer un recorte superior al 7 por ciento de los salarios.

Esta medida fue descartada por el Gobierno la semana pasada tras manifestaciones por todo el país y críticas de los sindicatos, empresarios, políticos de oposición e incluso de la propia alianza conservadora en el poder.

En su intervención ante los periodistas, el secretario general de la CGTP llamó a la ciudadanía a sumarse, el próximo sábado, a una nueva jornada de protestas contra la austeridad.

El sindicato ha propuesto al Gobierno la creación de impuestos a las transacciones financieras, a las empresas que más facturan y a los dividendos de los grandes accionistas.

Esas medidas, sumadas a acciones específicas contra la evasión fiscal, podrían suponer, según el sindicato, unos 6.000 millones de euros de ingresos extras para Portugal.

El país vive bajo un duro plan de ajustes para cumplir los compromisos del rescate financiero de 78.000 millones de euros que le concedieron en 2011 la UE y el Fondo Monetario Internacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha