eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los socialdemócratas repiten triunfo en Groenlandia por un estrecho margen

- PUBLICIDAD -
Los socialdemócratas repiten triunfo en Groenlandia por un estrecho margen

Los socialdemócratas repiten triunfo en Groenlandia por un estrecho margen

El partido socialdemócrata Siumut fue el ganador de las elecciones anticipadas groenlandesas con el 34,4 % de los votos, por delante del socialista Inuit Ataqatigiit (IA), que obtuvo el 33,2 %, finalizado hoy el recuento de las papeletas.

Ambos partidos obtienen 11 de los 31 escaños del Inatsisartut, el Parlamento autonómico de esta región bajo soberanía danesa, y necesitarán de varias de las otras tres formaciones que lograron representación para alcanzar la mayoría absoluta.

Demokratiit subió hasta la tercera plaza con el 11,8 % y dos escaños más para sumar cuatro, mientras que el Partido Naleraq, una nueva formación encabezada por el expresidente socialdemócrata Hans Enoksen, logró el 11,6 % y tres mandatos.

El liberal Atasut perdió casi dos puntos porcentuales para quedarse con el 6,5 % y dos escaños, mientras que el Partii Inuit se hundió hasta el 1,6 % y perdió sus dos diputados.

A pesar de caer más de ocho puntos, el triunfo electoral tiene un valor añadido para el Siumut, porque las elecciones fueron convocadas dos años antes de tiempo debido a un caso de corrupción que involucró a la anterior presidenta, la socialdemócrata Aleqa Hammond, y provocó la ruptura de la coalición de gobierno.

El Siumut, dirigido ahora por el exministro Kim Kielsen, hizo valer su condición de tradicional dominador de la política en Groenlandia, donde ha gobernado desde la adopción del Estatuto de Autonomía en 1979 salvo en un período (2009-2013).

El IA no supo aprovechar la debilidad del Siumut y no sólo no confirmó el triunfo que le daban los sondeos, sino que además bajó algo más del 1 % y tiene muy complicado recuperar el poder que perdió el año pasado.

La campaña estuvo dominada por temas como la corrupción y la crisis económica, quedando en un segundo plano la independencia de la región, aunque la mayoría de los partidos y de la población siguen apoyando la separación de Dinamarca.

Groenlandia aprobó en 2008, con el 75 % de votos a favor, un nuevo Estatuto de Autonomía que incluye el derecho a la autodeterminación y el control de los recursos de su rico subsuelo.

Pero los proyectos petrolíferos y mineros que debían sustentar el futuro Estado no han fructificado y las expectativas se han rebajado después de que una comisión de expertos daneses y groenlandeses concluyera que la independencia no es viable a medio plazo.

La economía groenlandesa, que depende de la pesca y la subvención anual de Copenhague (unos 482 millones de euros, casi un tercio de los ingresos totales), se ha contraído en los dos últimos años, con retrocesos del 0,3 % y del 1,9 % en el Producto Interior Bruto (PIB), y el balance provisional de 2014 apunta a un déficit millonario.

De ahí que la discusión haya girado sobre cómo consolidar el desarrollo económico de esta isla de más de 2 millones de kilómetros cuadrados, el 80 % cubiertos por el hielo, y 56.000 habitantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha