eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El soldado israelí que mató a palestino indefenso pasa a arresto domiciliario

- PUBLICIDAD -
El soldado israelí que mató a palestino indefenso pasa a arresto domiciliario

El soldado israelí que mató a palestino indefenso pasa a arresto domiciliario

El soldado israelí Elor Azaría, encarcelado en febrero tras ser condenado por homicidio por matar a un palestino que yacía en el suelo herido y desarmado tras apuñalar a un militar, salió hoy de prisión y estará bajo arresto domiciliario hasta que un tribunal decida cómo cumple su sentencia.

El soldado podrá salir de su vivienda para acudir a la sinagoga los viernes por la noche y los sábados, siempre que vaya a acompañado por un familiar, según decidió la vicepresidenta de la Corte Militar de Apelaciones, Orly Markman.

Hasta ahora, había cumplido la sentencia en una prisión castrense, al estar todavía en su periodo de servicio militar obligatorio, pero este se acaba hoy, por lo que no puede seguir en ese centro.

El próximo día 30, un tribunal decidirá cómo sigue cumpliendo la sentencia de 18 meses de prisión que se le impuso hace seis meses.

El abogado del soldado criticó que se le mantenga bajo arresto domiciliario, por considerar que esta medida solo se dictamina cuando la persona "plantea un peligro para la sociedad".

El caso de Azaría provocó un encendido debate en la sociedad israelí, tras difundirse profusamente el vídeo grabado por una ONG en el que se veía cómo remataba al palestino Abdel Fatah al Sharif, herido, inmóvil y desarmado, que no presentaba ningún peligro para su seguridad ni la del resto de los presentes.

Ocurrió en la ciudad palestina de Hebrón (en el sur del territorio ocupado de Cisjordania) en marzo de 2016, minutos después de que Al Sharif hubiera atacado y herido de levedad con un cuchillo a otro militar.

La defensa de Azaría aseguró que disparó por temor a que Al Sharif portase una bomba o tratase de coger de nuevo el cuchillo, que se encontraba en el suelo a varios metros de él, un argumento que la Corte desestimó.

Buena parte de la sociedad israelí se inclinó por perdonar a Azaría y exigir que el Estado se ponga del lado de sus soldados, mientras que otros aceptaban que se le castigase por violar las propias normas del Ejército, que no permiten disparar a matar excepto cuando exista un riesgo para la vida o integridad física.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y varios miembros de su gobierno apostaron públicamente por el indulto tras conocerse la condena por homicidio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha