eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El surrealismo llega a Buenos Aires de la mano de Goya y Dalí

- PUBLICIDAD -
El surrealismo llega a Buenos Aires de la mano de Goya y Dalí

El surrealismo llega a Buenos Aires de la mano de Goya y Dalí

La peculiar y surrealista versión libre que el pintor español Salvador Dalí hizo de los "Caprichos" de Francisco de Goya quedó plasmada en ochenta grabados que conforman una muestra recién inaugurada en Buenos Aires.

"Goya y Dalí: capricho surrealista" está formada por 80 grabados que el pintor catalán realizó entre 1973 y 1977 y se completa con material documental y una selección de los originales de Goya.

La muestra se exhibe desde hoy y hasta el próximo 8 de diciembre en el Museo de Arte Español Enrique Larreta de la capital argentina.

"La muestra es básicamente sobre Salvador Dalí pero de Goya hay varios originales para que la gente comprenda de dónde viene esta obra. Para entender esta obra de Dalí es indispensable conocer los 'Caprichos' de Goya", explicó a Efe la curadora de la exposición, Patricia Nobilia.

La muestra, agregó la experta, "gira sobre el contexto de la hipertextualidad" y la "reinterpretación que hace Dalí de la obra de Goya".

Los "Caprichos" (1799) es una serie de 80 grabados que representa una sátira de la sociedad española de finales del siglo XVIII, haciendo especial énfasis en la nobleza y el clero.

En este trabajo, Goya empleó una técnica mixta de aguafuerte, aguatinta y retoques de punta seca y deformó exageradamente las fisonomías y los cuerpos de las figuras que representan los vicios y torpezas humanas hasta darles aspectos de bestias.

La comisaria subrayó que, a pesar de que Salvador Dalí "es un artista emblemático", esta obra "no es muy conocida por el público porque fue poco exhibida".

"Dalí estuvo desde 1973 hasta 1977 para realizar esta obra grabada. Vale la pena destacar la importancia que Dalí le otorga a Goya", explicó Nobilia y agregó que "Dalí anuló la crítica social que los 'Caprichos' tuvieron en su época y convirtió sus escenas en emblemáticas imágenes de sesgo daliniano".

"Además de la intertextualidad evidente que se produce con las estampas goyescas, Dalí introdujo elementos visuales y literarios, que tienen relación directa con la iconografía de sus cuadros y referencias a pintores y poetas como Velázquez o Federico García Lorca, entre otros", añadió la especialista.

En las obras se aprecian los relojes blandos, las figuras ambiguas y los temas eróticos tan presentes en las obras de Dalí.

La inauguración de "Goya y Dalí: capricho surrealista" se produce en vísperas de la Noche de los Museos de Buenos Aires, en la que cada año miles de personas disfrutan gratis de la oferta de los museos de la ciudad.

Apoyada por la Embajada de España y la Dirección General de Museos, la muestra ha sido posible por la colaboración de un coleccionista que donó sus obras y se completa con material de apoyo, tanto visual como escrito, para que los visitantes pueden comprender la obra en su totalidad y la relación entre los dos artistas pese a que les separan cerca de dos siglos.

Francisco de Goya (1746-1828) está considerado el precursor de las vanguardias pictóricas del siglo XX, y Salvador Dalí (1904-1989), un artista que cultivó todos los géneros y llegó a ser uno de los más importantes representantes del surrealismo.

En común tuvieron su actitud crítica, su irreverencia, su ingenio y su voluntad de romper las reglas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha