eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El tímido y soñoliento oso panda de Madrid se presenta en sociedad

- PUBLICIDAD -
El tímido y soñoliento oso panda de Madrid se presenta en sociedad

El tímido y soñoliento oso panda de Madrid se presenta en sociedad

Tímido, con ojos soñolientos, sobre una sábana azul y con la cabeza apoyada en una almohada estrellada, el pequeño oso panda gigante del Zoológico Aquarium de Madrid se ha presentado ante los medios, un día antes de su primera aparición oficial ante el público.

Ha pasado de ser una "pequeña salchichilla sin pelo" a un panda "chiquitín", bromea Gustavo Fernández, uno de sus cuidadores, tras comprobar que, con dos meses, el peso del mamífero alcanza ya los 4,166 kilogramos- cuando nació pesaba 250 gramos.

El cuarto panda gigante que nace en el Zoológico de Madrid, que se encuentra en una condición física "estupenda", según su equipo de veterinarios, precisa de un ambiente húmedo de 18 grados, además de una toma de temperatura constante- esta mañana, su calor corporal alcanzaba los 35,5 grados.

Los visitantes del Zoo podrán admirar el desarrollo del panda los fines de semana, a partir de las 12.30 horas, si bien en principio solo se mostrará "a ratitos", cuenta María Delclaux, la conservadora y veterinaria encargada de los mamíferos terrestres.

Esto se debe a que, hasta los 18 meses, en periodo de lactancia, las crías permanecen bajo el cuidado de sus progenitoras, aunque los veterinarios prevén que a partir de los seis meses comience a chupar bambú.

Al tratarse de una crianza natural, está con su madre, quien lo alimenta y lo cuida, las 24 horas del día, aunque los veterinarios aprovechan los escasos momentos en que la madre lo deja solo para comprobar que su desarrollo es el adecuado.

Ante la pregunta de si gatea, Fernández aclara, con ternura, que "ahora es más reptil que mamífero", ya que, como mucho, levanta las patas delanteras, mientras las de atrás las lleva a rastras.

Para el equipo encargado del osezno, resulta un alivio y una alegría que el "pequeño panda gigante" abra sus diminutos ojos, porque ahora ve bien a su madre, Hua Zui Ba (Boca de colores), e intenta seguirla.

Entre los "buenos" síntomas de su crecimiento, sus cuidadores destacan el reclamo contante de atención de su madre, la vocalización y los numerosos intentos de desplazamiento.

Además, ensalzan su progresiva independencia, pues el propio osezno intenta colocarse por sí mismo.

Asimismo, el panda- todavía sin nombre- se inquieta y busca a sus cuidadores al reconocer las voces de sus veterinarios, admite una orgullosa Delclaux, como si fueran de la familia.

A partir de ahora, todo ira mucho más deprisa: aprenderá a usar el pulgar, cada vez se moverá más, será más pesado para la madre y ella se cansará más, relata Fernández.

"Todo será mucho más divertido" cuando el oso panda gigante intente explorar, prosigue, momento en el que su madre tendrá que estar más vigilante, sobre todo cuando empiece a meterse el bambú en la boca.

El cuarto ejemplar de esta especie en peligro de extinción que nace en el Zoológico de Madrid impulsa el prestigio y la importancia del centro, en cuanto a la conservación del oso panda gigante, resalta Delclaux.

De hecho, apostilla, para el Zoo es un "honor" y un "orgullo" tener pandas gigantes, y más si se tiene en cuenta que, en total, no existen más de 3.000 en el mundo.

Cada reproducción del oso panda es un "hito", continua la encargada de mamíferos terrestres, lo que lleva a que el manejo de la población del panda gigante sea "global".

Los fanáticos del osezno tendrán que esperar hasta el 5 de diciembre para que se desvele el nombre del pequeño panda, que elegirán los internautas, al cumplirse los 100 días de su nacimiento, según manda la tradición china.

Hay cinco propuestas oficiales: De Mao (gato de Madrid), De Fu (fortuna o regalo de Madrid), Xi Fu (fortuna o regalo de España), De Bao (bebé o pequeño de Madrid) y Xing Bao (tesoro de estrella).

Por ahora, lidera las votaciones Xing Bao, en honor al nombre del padre del pequeño panda, llamado estrella de hielo, en castellano.

Cuando alcance la madurez, el osezno cruzará las fronteras internacionales y aterrizará en China, su destino, donde, probablemente, le espere una hembra, para perpetuar la especie.

Irene Sanz Duva

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha