eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un tribunal de guerra de Bangladesh condena a muerte a otro líder islamista

- PUBLICIDAD -
Un tribunal de guerra de Bangladesh condena a muerte a otro líder islamista

Un tribunal de guerra de Bangladesh condena a muerte a otro líder islamista

Un tribunal bangladeshí condenó hoy a la horca al líder islamista Muhamad Kamaruzamán por su implicación en crímenes de lesa humanidad durante la guerra de 1971, en la que Bangladesh se independizó de Pakistán, informó la prensa local.

Kamaruzamán, secretario general adjunto de Jamaat-e-Islami (JI), principal partido religioso de Bangladesh y que en aquel conflicto se alineó con Pakistán, es el cuarto líder islamista condenado en 2013 por este tribunal de guerra creado por el actual Gobierno.

Las sentencias han desatado violentas protestas islamistas y disturbios que han causado la muerte de al menos 160 personas en distintos puntos del país asiático.

El acusado llegó a primera hora de la mañana local al tribunal, ubicado en Dacca, donde escuchó el veredicto, con un sumario de 65 páginas, en el que se le condena por cinco de los siete delitos que se habían presentado en su contra.

Kamaruzamán, que había sido arrestado en 2010, año en que se creó esta corte especial, estaba acusado de asesinato y tortura de civiles desarmados, entre otros cargos.

El líder islamista está considerado el impulsor de una milicia de apoyo al Ejército de Pakistán que ejecutó a un número indeterminado de intelectuales bengalíes en las postrimerías del conflicto.

Según datos no oficiales, en aquella guerra murieron tres millones de personas y cientos de miles de mujeres fueron violadas.

La Liga Awami de la primera ministra, Sheij Hasina, en el poder desde 2009, ha puesto mucho énfasis desde el principio de la legislatura en atribuir responsabilidades por este episodio de la historia, algo que ha sido una reclamación gran parte de la población.

En la práctica, no obstante, la mayoría de los imputados -y los cuatro condenados hasta la fecha- por crímenes cometidos en la guerra de 1971 son cabecillas de Jamaat-e-Islami.

Pese a su carácter minoritario, el JI es una formación muy influyente -se ha aliado tradicionalmente con la principal fuerza opositora, el Partido Nacional- y capaz de movilizar con éxito a sus bases, que en lo que va de año han lanzado continuas protestas.

La violencia suele intensificarse en Bangladesh cuando se acercan importantes fechas electorales, como los comicios legislativos que se celebrarán a finales de este año o principios del que viene.

Entre el domingo y lunes fallecieron unas 40 personas en choques que enfrentaron a las fuerzas de seguridad con simpatizantes de un grupo islamista en la órbita del JI que exigen un papel más relevante del islam en el orden institucional y una ley antiblasfemia.

Están convocadas nuevas protestas para el fin de semana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha