eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los líderes greco y turcochipriota avanzan en Suiza pero no consiguen su objetivo

- PUBLICIDAD -
Los líderes greco y turcochipriota avanzan en Suiza pero no consiguen su objetivo

Los líderes greco y turcochipriota avanzan en Suiza pero no consiguen su objetivo

Los líderes greco y turcochipriota lograron avances en el diálogo que mantuvieron hasta hoy en Suiza para lograr un acuerdo sobre la reunificación de Chipre.

Sin embargo, no consiguieron su objetivo de pactar el criterio para la definición de los territorios ni fijar una fecha para una conferencia con los poderes garantes.

El diálogo de paz debe desembocar antes de fin de año en un acuerdo para la creación de un Estado federal bizonal y bicomunal surgido de dos Estados constituyentes con una sola soberanía, ciudadanía y personalidad internacional.

Turquía ocupó la parte septentrional de Chipre en 1974 y mantiene en el norte de la isla una presencia de 30.000 soldados.

Durante una semana el líder grecochipriota, Nikos Anastasiadis, y el turcochipriota, Mustafá Akinci, negociaron en un recluido hotel de lujo en la villa suiza de Mont Pèlerin, lejos de las presiones locales y en terreno neutral, unos de los capítulos más complicados del proceso de paz: el de la propiedad y el de los territorios.

"Durante los últimos cinco días, el capítulo de los territorios y todos los demás asuntos fueron abordados de manera interdependiente. Se han logrado progresos importantes", se limitó a decir el portavoz en Chipre de la ONU, que auspicia las conversaciones de paz.

El de la propiedad es uno de los capítulos que ha obtenido "más progresos", según admitieron los líderes.

Las negociaciones entre las dos comunidades incluyen discusiones sobre seis capítulos: gobernabilidad y reparto de poder, cuestiones vinculadas a la UE, propiedad, asuntos económicos, seguridad y garantías, y territorio.

Las dos delegaciones conversaron hasta el último minuto del viernes en Suiza para intentar superar sus divergencias en la cuestión de los territorios.

Tanto el líder grecochipriota como el turcochipriota habían calificado previamente la jornada del viernes de "crítica" para ver si el proceso avanzaba según lo previsto.

Eso sí, Anastasiadis rebajó las expectativas al recordar que en todo caso el diálogo suizo no supone el fin del proceso.

Finalmente no han podido consensuar los criterios para la definición de los territorios que marcarán el mapa de los dos Estados constituyentes en una Chipre reunificada.

Ante la imposibilidad de desatascar las negociaciones sobre los territorios, Anastasiadis solicitó un receso de una semana en el diálogo, pero, como señal de su determinación por hacer avanzar lo máximo el proceso antes de fin de año, ambos líderes decidieron retomar el diálogo de Mont Pèlerin el 20 de noviembre en Ginebra.

Anastasiadis afirmó el jueves por la noche que había habido "un esfuerzo creativo" por parte de ambas delegaciones para avanzar en la cuestión del ajuste territorial, pero finalmente no fue suficiente para abandonar Mont Pèlerin con un éxito en la mano.

Para él era importante aclarar el número de ciudadanos expulsados del norte tras la invasión turca de 1974 que pueden volver, el territorio del Estado constituyente grecochipriota y el porcentaje de la costa que pasaría a controlar.

En 1974, unos 160.000 grecochipriotas y 45.000 turcochipriotas fueron desplazados, dejando atrás sus hogares y propiedades.

No se han abordado en Suiza nombres de ciudades y lugares concretos para el retorno de los ciudadanos, sino solo el porcentaje de territorio de cada Estado constituyente.

El diálogo sobre el ajuste territorial se basó en un documento conjunto que recogía las posiciones de cada parte.

La parte grecochipriota insistió en que primero debían acordarse los criterios para el diseño y el intercambio de un mapa, en tanto que la turcochipriota quería establecer ya una fecha para una conferencia multilateral con la participación de Grecia, Turquía y el Reino Unido, considerada la última fase del proceso.

La conferencia, dijo Akinci el jueves, "finalizará todo".

En esa conferencia se tratará el capítulo de las garantías y la seguridad, pero para que Anastasiadis y Akinci puedan lograr un acuerdo antes de que acabe 2016 debería celebrarse en torno a mediados de diciembre, una posibilidad que ahora se complica.

Fue el asesor especial de la ONU para Chipre, Espen Barth Eide, que acompañó a los dos líderes en Suiza, quien destacó lo positivo del diálogo helvético, al afirmar que en el pasado se "impusieron soluciones" a los líderes greco y turcochipriota y ahora las "decisiones las toman ellos mismos" por primera vez en 42 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha