eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La vicepresidenta considera lamentable el uso partidista de las banderas

- PUBLICIDAD -
La vicepresidenta considera lamentable el uso partidista de las banderas

La vicepresidenta considera lamentable el uso partidista de las banderas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha considerado hoy "lamentable" el uso "partidista, autoritario y frentista" de los símbolos, como las banderas, y, concretamente, el ondeo de la ikurriña en el balcón consistorial de Pamplona durante el chupinazo de San Fermín.

Respondía así en el Pleno del Congreso a una interpelación del diputado de UPN Íñigo Allí a una interpelación urgente sobre la regulación del uso, protección y promoción de los símbolos.

Al inicio de su intervención, Allí ha agradecido el minuto de silencio de la Cámara por Miguel Ángel Blanco y de recuerdo a su familia y a todas las familias de las víctimas de ETA, que ha extendido a todas las personas que trabajaron y trabajan por el cumplimiento de la ley.

Ha precisado que veinte años después del asesinato de Blanco, "los que jamás condenaron los atentados y ayer vetaron una declaración" son ahora socios en el Gobierno de Navarra, están en numerosas Alcaldías y han aprovechado "el momento de mayor presencia internacional" de Pamplona para colocar la ikurriña.

En su opinión, ello no supone reconocer la pluralidad de la sociedad navarra, como dijo el alcalde, Joseba Asiron, (Bildu) sino el "desprecio" a las instituciones y a los sentimientos de los navarros.

Tras asegurar que su propósito es convertir a la comunidad foral en una provincia más de Euskadi, Allí ha recordado que, junto con Podemos e IU de Navarra, han derogado la Ley de Símbolos que elimina la prohibición de que la ikurriña ondee en los Ayuntamientos y "daba fin a la guerra de banderas en Navarra".

Ha aludido a que se hizo sin informes jurídicos y vulnerando la ley, por lo que la derogación está recurrida y a la manifestación del pasado 3 de junio en Pamplona en defensa de la bandera de Navarra, a la que acudieron más de 25.000 personas.

La vicepresidenta ha agradecido la labor que realizan en Navarra UPN, PP y PSOE en defensa del proyecto de España y de la foralidad, frente a Bildu y a "las fuerzas que apoyan los delirios nacionalistas" y que imponen a la mayoría que no les han votado sus decisiones desde las instituciones.

Ha dicho que en la "imposición de las tesis nacionalistas", han empezado por la bandera y por la lengua y ha pedido respeto para la bandera de Navarra y lo que representa.

Sáenz de Santamaría ha señalado que "igual" que respeta la ikurriña, ha pedido respeto para la bandera de Navarra y, "de paso, para la de España".

Ha recordado que es el Amejoramiento el que determina cuál es la bandera de Navarra y que el Tribunal Constitucional y el resto de tribunales han sentado doctrina respecto al uso de las banderas en las instituciones y actos.

A su juicio, es por ello por lo que el Parlamento de Navarra decidió derogar la ley de Símbolos y ha precisado que las banderas no deberían dar lugar a enfrentamiento ni a conflictos, "deberían unir".

Para la vicepresidenta, colocar la ikurriña en el Ayuntamiento de Pamplona supone una "provocación", no un acto de libertad de expresión, ni de pluralismo político, y representa la pertenencia a una determinada colectividad.

Ha subrayado que en este asuntos el PP y UPN coinciden y ha animado a "todos a trabajar para unir a la sociedad" en vez de "fracturar a una sociedad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha