eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Echenique: "Un dependiente sin asistencia o encerrado en una residencia está viendo violados sus derechos humanos" (II)

Pablo Echenique habla de su visión sobre la diversidad funcional, la manera de solucionar los problemas materiales del colectivo y su papel en Podemos. También nos cuenta más sobre su faceta más desconocida: lo mal que canta. 

"¿Si pudiera entrevistar a alguien para este blog? al Ministro de Finanzas Alemán".

"Siempre he estado mosqueado con la gente que dice que nos discriminan, creo que es todo lo contrario, que la gente suele ser muy amable con las personas con problemas de movilidad. Pero si tienes una discapacidad invisible o mental eso ya es otra cosa".

- PUBLICIDAD -
Pablo Echenique en Canarias "Aquí, con los contenedores de Cañete", dice en su Facebook

Pablo Echenique en Canarias "Aquí, con los contenedores de Cañete", dice en su Facebook

Pablo Echenique y yo continuamos nuestra entrevista. Puedes leer la primera parte aquí.

Hubo una vez que estuve hablando con una usuaria en silla y me decía que de primeras sería un coste elevado la asistencia personal universal, pero a la larga se ahorraría.

Sí, de algún modo te rectifico, de hecho escribí un post sobre ello. No es que la asistencia sea más cara, sino que posiblemente sospechan que es más cara. Parece sorprendente porque estamos hablando de miles de euros al mes por dependiente y hay millón y medio de dependientes según el INE. Por eso me parece raro que al Estado le salga a cuenta, pero hay varios factores que efectivamente sugieren que podría ser así. En primer lugar sería una inversión pública que por millón de euros invertidos generas más empleos que si lo generas en otra actividad. De algún modo iría todo destinado a empleo. Por otro lado, la gente que se contrata deja de estar en el paro por lo que te ahorras el subsidio de desempleo si lo tuviera. También recuperas dinero por el IRPF que pagan los asistentes, te ahorras el dinero de la ley de dependencia. Hay estudios que sugieren que podría salir lo comido por lo servido. Habría que hacer cuentas a nivel estatal, pero podría hacerse.

Entonces imagino que Podemos trabajará en esta línea en cuanto a la diversidad funcional, no sé si entra dentro de vuestras propuestas.

Desde luego. Ahora se abre la redacción de programa y yo he ofrecido a la dirección estatal coordinar el área de dependencia y discapacidad y voy a colaborar para que estas propuestas puedan ir en el programa. El tema de la dependencia es una injusticia brutal a nivel de derechos humanos y de justicia social. Un dependiente sin asistencia o encerrado en una residencia u obligado a que lo atiendan sus familiares está viendo violados sus derechos humanos, y lo dice la ONU, la convención de las personas con discapacidad, donde asegura que el derecho a la vida independiente está siendo violado en España, que a su vez ha firmado la convención. Luego hay un problema de género porque casi todos los cuidadores son mujeres. Hay también un problema de explotación laboral de contratación a inmigrantes irregulares a los que se paga en negro, por lo que sería un problema de economía sumergida y además hay un problema de desigualdad económica en las familias que tienen dependientes a su cargo, por lo que hay varios problemas de desigualdad brutales. Luego resulta que las cuentas dicen que puede ser rentable, que se pueden generar millones de puestos de trabajo, por lo que parece evidente que es una medida a explorar.

Pablo en bus

Pablo en bus

Lo que pasa es que si yo ahora hiciera de abogada del diablo y tirara piedras contra nuestro propio tejado te podría decir como alguno de esos tertulianos de la caverna mediática “ya, pero es que no hay dinero, os creéis que vivís en los mundos de yupi”...

Sí, sí, estoy de acuerdo, pero desde el punto de vista de los derechos humanos hay que cumplirlos aunque te cueste dinero. Yo a esos tertulianos les diría: “si torturar a gente fuera más rentable para el Estado tú apoyarías la tortura ¿no, verdad?”, pues esto es igual. Pero es que además podría ser que en este caso por los factores comentados antes podría ser hasta rentable. Lo que ya está demostrado a todos niveles en macroeconomía es que la desigualdad extrema no llevan a un crecimiento económico. Cuando la gente no tiene dinero en el bolsillo la economía no remonta, por lo que esas políticas de estímulo para evitar la desigualdad económica son una buena idea a nivel de crecimiento económico, que esto ya sería un tema pragmático. Eso es algo que dice el FMI y la Conferencia Episcopal en el último informe que ha hecho, ya no es que lo diga Paul Krugman ni Joseph Stiglitz.

Cambiando un poco de tema, sabes que eres un ejemplo para muchos, que eres un super héroe en silla, sin embargo si no me equivoco tú dijiste en su momento que ir en silla no te convertía en buena persona y pusiste el ejemplo del ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble. ¿Cómo te hace sentir eso?, ¿crees que existe la discriminación positiva por tener algún tipo de discapacidad?

Sí, yo creo que es evidente. También depende de la discapacidad y otro matiz que hago, en personas con problemas de movilidad o problemas sensoriales la gente tiende a tratarte bien automáticamente , para bien y para mal, y piensan que tienes que estar muy triste pero también presuponen que eres buena persona y te intentan ayudar. Ahora bien, en personas con discapacidad mental es al revés. A gente con depresión o problemas más graves lo que ocurre es todo lo contrario, tiende a ver un rechazo de primeras.

Yo por ejemplo siempre he estado mosqueado con la gente que dice que nos discriminan, creo que es todo lo contrario, que la gente suele ser muy amable con las personas con problemas de movilidad. Pero si tienes una discapacidad invisible o mental es otra cosa.

Raúl Gay y Pablo Echenique, creadores del blog

Raúl Gay y Pablo Echenique, creadores del blog

Y ahora algo más personal. Cuéntame ¿cómo es Echenique en su tiempo libre?

Bueno ahora no tengo -ríe-. Pero cuando tengo me gusta leer, ver series y pelis, y me gusta salir por ahí. Soy una persona bastante normal. Me mola viajar, cosa que no hacía antes de conocer a mi mujer. Pero ahora la verdad es que tengo poquísimo tiempo. Mientras como o ceno me pongo alguna serie.

Sí, sé que te encanta Malviviendo, ¿no?

Eso es. Y viajando intento leer, ahora ya no tanto por placer, leo más para aprender. Por ejemplo, ensayo científico, histórico, más que nada para aprender cosas. Me resulta muy placentero aprender. Tan placentero como ver la ilusión de mucha gente que me puso en mi nueva actividad y en concreto en el discurso de Zaragoza donde había 5.000 personas, yo les veía al fondo con los ojos vidriosos. Eso es una de las cosas buenas de todo esto. Eso y aprender muchísimo. Como científico eso me encanta. He aprendido de presupuestos de la UE, de todos los temas que afectan a Aragón, cosas que nunca me habría imaginado. Por eso en mi tiempo de ocio me puedo poner un documental sobre la deuda o sobre lo que toque.

Algo ligerito, ¿no? De toda la gente que has conocido en el último año en Bruselas con quién te quedarías?

Ufff, qué pregunta tan difícil. A ver, a diferentes niveles. Por ejemplo, me gustaba mucho Manolis Glezos, de Syriza, con 94 años. Es el eurodiputado de mayor edad del Parlamento Europeo y el tío participó en una acción simbólica durante la ocupación nazi. Se subió al Partenón con un amigo, quitó la bandera nazi y se la llevó. Estuvo en la cárcel mucho tiempo. De todos los eurodiputados probablemente era el que más trabajaba e intervenía muchísimo, era siempre clarísimo en lo que decía. Hablaba mil idiomas que había aprendido en la cárcel. Cuando pasaba al lado de mí me daba un beso en la cabeza y me decía "Calimera", que es buenos días en griego. Conocer a ese tipo de gente te marca muchísimo. Otro es Villarejo. Un día estábamos en el Parlamento y me habla tan tranquilo del día que imputaron a Berlusconi… y yo le dije “Carlos cómo poder igualar lo que acabas de decir”. Te sientes muy poca cosa al lado de ese tipo de gente. Y yo también a parte respeto muchísimo a Pablo (Iglesias).

Pablo y Manolis Glezos, de Syriza

Pablo y Manolis Glezos, de Syriza

Sí, siempre has hablado muy bien de él, a pesar de que muchos medios trataron de enfrentaros.

Sí, tiene una serie de rasgos que van mucho conmigo. Por un lado la audacia, coger el toro por los cuernos en todo momento, la capacidad comunicativa fuera de serie, su inteligencia y su sentido del humor que es muy gamberro. A veces bromeábamos con él en el ascensor del Parlamento Europeo cuando hacía un chiste, primero te reías, pero luego pensabas “como esté grabando alguien esto…” Gran parte de mi madurez política y saber desenvolverme bien en los medios lo he aprendido de él. Me parece que no es exagerado decir que bastantes eurodiputados de izquierda unitaria también han aprendido de otra manera de hacer política, no sólo de Pablo si no del resto de eurodiputados de Podemos. Sobre todo en cuanto al estilo comunicativo. Al principio había una curiosidad y un respeto y luego ya era más “lo que hacen estos tíos, cuidado”.

Sí bueno, creo que nadie puede dudar del fenómeno Podemos.

De algún modo, además de la sorpresa, que fue el llegar al Parlamento Europeo cinco personas normales, había otro factor que tenía que ver con la manera en la que interveníamos. No tenemos mochila. Cuando Pablo da un discurso como candidato a presidente del Parlamento, una persona con ideas parecidas probablemente no habría podido decir lo mismo. Eso es debido a una serie de deudas que pueda tener con su partido, con los bancos...más allá de las capacidades de cada uno, el no tener mochila nos da una libertad brutal.

Si volvieras a escribir en Retrones, a quién te gustaría entrevistar o de qué te gustaría hablar.

¿Por qué no?, a Wolfgang Schäuble -reímos-.

Esa entrevista no me la pierdo.

También a Stephen Hawking al que tendría muchas cosas que preguntarle… Y escribir pues creo que de lo mismo que escribía. Para mí lo fundamental es la realidad material de las personas con discapacidad en este tema concreto. Creo que las personas pueden tener realidades de partida que no conduzcan a una vida digna y uno de ellos es la discapacidad. Yo creo que a día de hoy no hay ningún motivo para perpetuar este tipo de desigualdades. Creo que tenemos todas las herramientas para solucionar este tipo de sufrimiento relacionado con lo material. La carestía material es algo que debería estar fuera de nuestra época y el único motivo por el que puede estar allí es por el extremo egoísmo de unos pocos. Como es un problema que tiene solución y está en nuestra mano me pone enfermo que no lo solucionemos. La enfermedad que tengo yo de momento no tiene tratamiento, y habrá que investigar mucho al respecto, pero el problema de la desigualdad material ya sabemos cómo se cura. Que un sufrimiento humano se pueda solucionar y no se solucione me pone de los nervios y me dan ganas de repartir *#@**. En este caso tenemos la solución y eso es lo que intentaba escribir en el blog, además de hablar de falsos debates. En la discapacidad ya sea de manera deliberada por parte de la clase política o por puro error bienintencionado de gente que quiere mejorar la situación, hay falsos debates como el de las palabras que usamos, el de si nos miran mal o nos miran bien, el empleo para personas con discapacidad...Bueno sí, es bueno que todo el mundo tenga un empleo, pero para eso antes me tengo que duchar, me tengo que poner en una silla y tengo que ir al baño. Si no me pones asistencia personal de qué me sirve que a las empresas les des bonos para contratar a personas con discapacidad. Entonces creo que hay un montón de falsos debates que yo invertía cierto tiempo en intentar desmantelar y de eso escribiría en el blog si volviera a escribir.

Está bien que me des ideas. Cuando termines con esos asuntillos de nada de arreglar el país ¿tienes pensado volver a la ciencia?

Por su puesto que sí. Además he firmado un protocolo ético de limitación de mandatos. Yo de aquí a 7 años -si no antes- estoy en mi antiguo puesto. Me apetece mucho volver. En algún momento tendré que compaginar mi labor política con estar al día con mi disciplina profesional porque la política lo que pasa es que puedes perderte en tu profesión y evidentemente en este año y medio vertiginoso no he podido pedir la literatura científica o los avances en mi campo. Dado que volveré tendré que encontrar el tiempo para ponerme al día porque si no me va a costar mucho volver a mi trabajo al máximo nivel. Pero sí, es evidente que voy a volver y además con mucho placer.

Pablo Echenique y Aminatou Haidar, activista saharaui

Pablo Echenique y Aminatou Haidar, activista saharaui

Me alegro muchísimo y seguro que lo harás genial como casi todo lo que haces. Por cierto ¿hay algo que Pablo Echenique haga mal?

Cantar -ríe- canto fatal, pero muy muy mal.

Ya somos dos. A mí me piden que pare cuando lo hago. Es que no podíamos ser perfectos, Pablo. Bueno te voy dejando, muchísimas gracias por prestarme este tiempo, que sé que no tienes. Mucha suerte, un abrazo.

Igualmente, un abrazo y un placer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha