eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Activistas condenan el linchamiento de un joven por blasfemia en Pakistán

- PUBLICIDAD -
Activistas condenan el linchamiento de un joven por blasfemia en Pakistán

Activistas condenan el linchamiento de un joven por blasfemia en Pakistán

Activistas de derechos humanos condenaron hoy el "brutal" linchamiento de un joven por supuesta blasfemia en una universidad del noroeste de Pakistán, en plena campaña del Gobierno para eliminar los contenidos sacrílegos de internet.

"El brutal asesinato de un joven estudiante en Mardan muestra la sociedad sedienta de sangre en que nos hemos convertido", indicó en un comunicado la organización no gubernamental Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP).

"Muestra cómo se puede invocar fácilmente la religión para matar con desenfreno", añadió la ONG.

La HRCP también criticó la falta de respuesta del Gobierno a este tipo de asesinatos en el nombre de la religión.

Los hechos ocurrieron ayer por la tarde en la universidad Abdul Wali Khan de la ciudad de Mardan, donde un grupo de jóvenes linchó al estudiante de periodismo Mashal Khan gritando eslóganes con los que pedían respeto por el profeta del islam.

Los atacantes sostenían que Mashal había insultado al islam y a su profeta en las redes sociales, según la policía.

El joven fue enterrado en su ciudad natal en una pequeña ceremonia que contó con pocos asistentes, según mostraron las televisiones locales.

En la ciudad oriental de Lahore una pequeña multitud protagonizó una protesta por el linchamiento.

El asesinato se produce después de que en las últimas semanas el Gobierno paquistaní haya puesto hincapié en criticar los contenidos blasfemos en internet y amenazase con bloquear las redes sociales que no colaboren en la eliminación de ese tipo de mensajes.

El ministro del Interior, Chaudhry Nisar Ali, llegó afirmar recientemente que "cualquiera puede ponerse violento tras ver contenido sacrílego".

La edición paquistaní de la revista Newsweek afirmó en un duro editorial que buena parte de las instituciones estatales, partidos políticos y clérigos de Pakistán son culpables del asesinato.

"Pero en particular el Alto Tribunal de Islamabad y el existencialmente dividido Gobierno federal. Este y los asesinatos siguientes son responsabilidad vuestra ", señaló la revista.

El activista Jibran Nasir, que ha sido amenazado por radicales en ocasiones, también se mostró duro con los hechos.

"Pakistán ha perdido dos futuros: el estudiante al que permitimos que matasen y los estudiantes a los que provocamos para que se convirtiese en asesinos", escribió Nasir en la red social Twitter.

La blasfemia es una controvertida y peligrosa cuestión en Pakistán después del endurecimiento de las leyes coloniales británicas en los años 80 que establecieron penas de muerte por este delito, aunque nadie ha sido ejecutado por ello.

Sin embargo, al menos 53 personas relacionadas con casos de blasfemia, entre ellas acusados que fueron liberados por tribunales, abogados o familiares de los supuestos blasfemos, han sido asesinados por turbas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha