eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alerta en el este de África por la falta de lluvias y el aumento del hambre

- PUBLICIDAD -
Alerta en el este de África por la falta de lluvias y el aumento del hambre

Alerta en el este de África por la falta de lluvias y el aumento del hambre

El este de África está en alerta por la temporada escasa de lluvias, una situación que se repite por tercer año consecutivo y que ha motivado el aumento de la inseguridad alimentaria en la región, indicó hoy la FAO.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señaló en un comunicado que ha subido a 16 millones el número de personas que necesitan ayuda humanitaria en Somalia, Etiopía, Kenia, Tanzania y Uganda, el 30 % más que a finales de 2016.

La agencia emitió una alerta en la que advierte de que la tercera temporada consecutiva de escasez de lluvias ha dejado sin recursos a las familias para hacer frente a la situación, por lo que necesitan un apoyo "urgente y efectivo".

Distintas zonas de los cinco países mencionados han recibido menos de la mitad de sus precipitaciones estacionales normales y han sufrido las pérdidas de cosechas, pastos y miles de animales.

En Somalia, casi la mitad del total de la población sufre hambre y hasta ahora ha sido la ayuda humanitaria la que ha evitado una hambruna, según la FAO, que estimó que las condiciones en toda la región empeorarán en los próximos meses con el inicio de la estación seca.

En ese país, Kenia y Somalia, la alimentación de los pastores -con un importante peso en la economía rural- está amenazada ante las altas tasas de mortalidad de su ganado y la poca producción de leche.

Los precios de los animales que sobreviven se han desplomado por sus malas condiciones físicas, mientras los de los cereales han subido con fuerza, lo que dificulta además el acceso a los piensos.

Además, la plaga del "cogollero del maíz" se ha extendido hacia el este de África tras haber causado grandes daños a la agricultura del sur del continente, aseguró la FAO.

La organización calcula que este año el hambre aumentará en todo el mundo, especialmente por el impacto de la sequía y los conflictos, lo que ha puesto a unos 30 millones de personas al borde de la hambruna en Sudán del Sur, Somalia, Nigeria y el Yemen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha