eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Álvarez Icaza dice que hay "decepción" en la CIDH por el silencio de EEUU y Ecuador

- PUBLICIDAD -
Álvarez Icaza dice que hay "decepción" en la CIDH por el silencio de EEUU y Ecuador

Álvarez Icaza dice que hay "decepción" en la CIDH por el silencio de EEUU y Ecuador

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tiene una "sensación de decepción" por la actitud de EE.UU. y Ecuador en sus audiencias de esta semana, según dijo en entrevista con Efe su secretario ejecutivo, Emilio Álvarez Icaza.

El titular de la CIDH aseguró además que ese órgano continental se niega a entrar "en una espiral de desencuentro con Venezuela" pese a las provocaciones de ese país, y lamentó las denuncias recibidas sobre represión de protestas sociales en el continente, algo que "no debería ocurrir en un contexto democrático".

Uno de los focos de atención en las audiencias públicas del 149º periodo de sesiones de la CIDH, que concluyeron este viernes en Washington, fueron los desplantes de Ecuador, que informó en el último momento de que no enviaría representantes a las audiencias sobre su país, y de EE.UU, que acudió pero se mantuvo en silencio.

"Los países mandan señales con sus representaciones sobre la importancia que le están dando a la Comisión", señaló Álvarez Icaza.

En el caso de EE.UU., "hubo una sensación de decepción" cuando sus representantes se negaron a responder a las críticas sobre temas como Guantánamo, el espionaje de la NSA o la pena de muerte con la excusa de que la paralización de la administración durante dos semanas de octubre les impidió prepararse para las audiencias.

"Entendemos que hubo una dificultad por el cierre del Gobierno, pero ciertamente es innegable la decepción que manifestó la Comisión en términos de la respuesta que recibió", indicó.

Álvarez Icaza no cree que EE.UU., un país que se define como defensor acérrimo de la CIDH, se negara a responder por incomodidad ante la "temática" de las audiencias de este periodo, porque generalmente "se toman muy en serio" ese foro; pero sí piensa que debieron hacer "un esfuerzo extra" pese a la paralización.

"Lo que yo hubiera esperado es una respuesta extraordinaria ante un contexto que es extraordinario", apuntó.

Ecuador, por su parte, notificó a la Comisión que su Gobierno no asistiría la misma mañana en que se celebraban las dos audiencias sobre el país; y el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, precisó en Twitter que su país no se va a "prestar a estas payasadas".

"No oculto que causó decepción que no estuviera el Gobierno y que llegara el mismo día la respuesta. La verdad es que uno esperaba en congruencia democrática una actitud diferente", admitió Icaza.

"Yo percibo distintos mensajes de parte de Ecuador enfrentados entre sí. Ojalá se encuentre la manera para un diálogo más constructivo, en beneficio de los ciudadanos de Ecuador", agregó.

No obstante, dejó claro que "le toca a la Comisión decidir sobre el ejercicio de sus atribuciones, no le toca a los Estados miembros (de la Organización de Estados Americanos, OEA) calificar cómo la Comisión ejerce sus atribuciones".

Ecuador, con el apoyo de Venezuela, Bolivia y Nicaragua, continúa impulsando un debate para reformar la manera en que se gestiona la CIDH, pero Álvarez Icaza no ve mucho futuro a ese empeño.

"Yo no veo que esa sea la posición mayoritaria de los Estados", afirmó. "Yo observo que la gran mayoría está en una lógica de reconocer y respaldar el trabajo que hace la Comisión".

Como en otros periodos de sesiones, Venezuela volvió a acusar a la CIDH de estar "parcializada" en su contra e incluso de violar la Convención Americana de Derechos Humanos, denunciada por Caracas.

"Hay algunos argumentos que no compartimos, claramente, pero no es el ánimo de la Comisión ir construyendo una espiral de desencuentro", indicó. "La Comisión no ha tenido la lógica de responder a esos argumentos sino tratar de animar un bien superior, que son los derechos humanos de quien vive en Venezuela".

"Hoy por hoy, Venezuela no ha expresado que quiera salirse de la OEA. Eso quiere decir que seguiremos coexistiendo", apuntó.

La Comisión analizó también esta semana las denuncias de represión de protestas sociales en Colombia, un tema que "preocupa" mucho a Álvarez Icaza no sólo en ese país, sino también en otros como "México, Guatemala, Honduras o Brasil".

"Lo que tiene que ponderarse es esa proporcionalidad del uso de la fuerza. Y las audiencias dejan una agenda de preocupación", admitió. "Lo que uno esperaría de un contexto democrático es que este tema no sea agenda (para la Comisión), honestamente".

En cuanto a Bolivia, aseguró no estar al tanto de si la CIDH ha recibido ya la demanda que el expresidente boliviano Jorge Quiroga (2001-2002) dice haber presentado contra la nueva postulación del actual mandatario, Evo Morales, en los comicios generales de 2014.

"Pero si llegó, puedo decir que la Comisión en su momento va a analizar la solicitud", señaló, pero advirtió que se le dará "el mismo trato que a cualquier otra denuncia" y no puede garantizar su rápida tramitación. "La Comisión no va a responder en función de otras agendas, sino en función de su mandato", insistió.

Lucía Leal

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha