eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Avances en medicina genómica precisan diálogo entre médicos e investigadores

- PUBLICIDAD -
Avances en medicina genómica precisan diálogo entre médicos e investigadores

Avances en medicina genómica precisan diálogo entre médicos e investigadores

La medicina genómica sigue extendiéndose en México con una red pionera en hospitales públicos, aunque se precisa una mayor comunicación entre médicos e investigadores, según el director del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, Luis Gallardo.

La medicina genómica es una disciplina que tiene como finalidad estudiar el genoma del paciente para determinar qué tratamiento es más efectivo para su salud.

Es un tipo de medicina esencialmente preventiva, accesible solo para personas de alta capacidad económica

Gallardo considera esencial mejorar las relación entre médicos e investigadores porque no ha habido una buena relación entre ambas partes: el médico que atiende al paciente no sabe de genómica y el clínico que realiza las investigaciones no comparte sus descubrimientos.

La incomunicación propicia un retraso con respecto a Estados Unidos y Europa en este terreno, al que México está llegando de manera tardía.

"Nuestro propósito es unir para que colaboren de tal manera que puedan establecerse medidas preventivas y tratamientos más adecuados", asegura.

La otra razón del retraso es la necesidad de una fuerte inversión económica, algo que ya se está realizando en el país.

Cuatro hospitales auspician esta nueva red de investigación, encabezada por el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, en la Ciudad de México.

La situación se va a democratizar con la inauguración de esta red.

La jefa de División de Medicina Genómica en el Hospital Médico Nacional 20 de Noviembre, Sofía Alcaráz Estrada, explicó a Efe que "el sector salud ya está cambiando su visión ya que a la larga ha visto el beneficio".

Todo empieza con la extracción de una muestra de ADN fresca del paciente en cuestión, ya sea mediante sangre, orina o células.

Después se realiza una secuenciación masiva del ácido nucleico en el nuevo robot disponible dentro del área del hospital.

"Este secuenciador nos permite obtener fragmentos muy largos de ácidos nucleicos pero también muchas veces. A esto se le llama profundidad", detalla Alcaráz.

A mayor profundidad, mejor es el análisis, y una vez se corrobora que la profundidad es adecuada, las lecturas pueden determinar qué mutaciones están presentes en el genoma del paciente.

De detectarse una mutación, los investigadores pueden ya realizar una comparativa con un grupo independiente de muestras de otros individuos.

Las comparativas genéticas se realizan con muchísimos individuos y atienden principalmente a razones de raza o relación familiar.

"Este es un proceso que es muy particular", observa Alcaráz, agregando que "se puede ver si la presencia de una mutación pone al individuo en riesgo de padecer una enfermedad concreta".

"Si se pueden hacer escrutinios de la población se puede aconsejar mejor al paciente", asevera la doctora, permitiendo dilucidar que para conocernos a nosotros mismos es primordial la observación del otro.

Para Gallardo, esta es "una medicina precisa" que nos permite a través del conocimiento del genoma de nuestros congéneres saber "qué afectaciones pueden ocurrirnos, qué enfermedades ocurren con mayor frecuencia y qué predisposición tenemos" a determinadas patologías.

A partir de conocer esta información genética, los especialistas pueden ofrecer variaciones en tratamientos que se utilizan en enfermedades tan delicadas como el cáncer o enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes o la obesidad.

"Podemos establecer medidas contra estas enfermedades o al menos hacer que se retarde su aparición", asegura.

Gallardo se atreve a perfilar el futuro: "Se podrá conocer el genoma de un individuo y todo el material genético que porta".

El control sobre nuestra salud permitirá presagiar desde la niñez a qué va a estar predispuesto un paciente, "a qué es sensible; qué le podría afectar e incluso qué le podría matar".

Las medidas que se establezcan desde temprana edad van a permitir prolongar la expectativa de vida y también tener una mejor calidad, predisponiéndonos a una farmacología o nutrición concretas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha