eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Brasil cumplirá su meta de reducción de emisiones contaminantes con comodidad

- PUBLICIDAD -
Brasil cumplirá su meta de reducción de emisiones contaminantes con comodidad

Brasil cumplirá su meta de reducción de emisiones contaminantes con comodidad

Brasil cumplirá con comodidad la meta que se impuso de reducir en un 43 % sus emisiones de gases contaminantes hasta 2030, según cálculos divulgados hoy por la red Observatorio del Clima, que instó al Gobierno a aprovechar ese espacio para anunciar una meta más ambiciosa.

La proyección divulgada este martes por el Observatorio del Clima indica que una red que agrupa a 40 organizaciones no gubernamentales dedicadas a asuntos ambientales y climáticos, con todas las medidas adoptadas hasta ahora, en 2025 Brasil sólo emitirá 1.369 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalentes, volumen que caerá a 1.047 millones de toneladas en 2030.

El compromiso que el país asumió el año pasado en la Convención Marco de la ONU sobre Cambios Climáticos fue llegar hasta 2025 con emisiones anuales por 1.300 millones de toneladas de dióxido de carbono, el equivalente a una reducción del 36,1 % frente a las emisiones registradas en 2005.

Brasil también se comprometió a reducir sus emisiones contaminantes en un 43 % en 2030, hasta cerca de 1.200 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, lo que, según la organización ambientalista, está garantizado sin que se adopten nuevas medidas para reducir las emisiones.

"Lo que vemos es que hay un espacio para que Brasil mejore sus metas y aumente su grado de ambición climática, especialmente la eliminación de todas las emisiones provocadas por la deforestación", afirmó el secretario ejecutivo del Observatorio del Clima, Carlos Rittl, en una rueda de prensa en Sao Paulo.

Explicó que Brasil presentó sus compromisos ante la ONU con base a datos de emisión de gases contaminantes en 2005 que posteriormente fueron revisados, tras detectarse que fueron superiores a los inicialmente calculados.

Cuando definió sus compromisos ante la ONU, según un inventario de emisiones publicado en 2010, el Gobierno calculaba que las emisiones de gases contaminantes en 2005, el año de referencia, habían sido de cerca de 2.333 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Pero los datos fueron revisados este año, cuando una nueva publicación mostró que las emisiones brasileñas en 2005 fueron realmente de 2.800 millones de toneladas, un volumen muy superior al calculado y que facilita el cumplimiento de las metas.

El inventario divulgado hoy indica las emisiones brasileñas de gases contaminantes crecieron desde 1.850 millones de toneladas en 1990 hasta el récord de 3.800 millones de toneladas en 2004 antes de caer a 2.800 millones en 2005.

El informe indica que la principal fuente de emisión de gases del efecto invernadero en Brasil sigue siendo los cambios en el uso de la tierra, principalmente la deforestación de la Amazonía para usar su suelo para la cría de ganado y el cultivo de alimentos.

El récord de emisiones en 2004 coincidió precisamente con un salto en la deforestación de la Amazonía.

El Observatorio del Clima alertó que el Gobierno tiene plazo para revisar sus metas hasta el próximo lunes, cuando el nuevo presidente del país, Michel Temer, tiene previsto ratificar el acuerdo de cambios climáticos de París, tal como lo hicieron esta semana Estados Unidos y China, los dos mayores contaminantes.

Brasil es el octavo mayor contaminante del mundo.

Entre las metas con las que Brasil ya se comprometió, en caso de que no sean modificadas, destacan la restauración de 12 millones de hectáreas de selvas desforestadas, la recuperación de 15 millones de hectáreas de pastos degradados y la eliminación total de la deforestación ilegal en la Amazonía.

"Calculamos que Brasil puede no sólo cumplir su compromiso de reducir las emisiones hasta 1.200 millones de toneladas al año en 2030 sino mejorar esa meta", asegura el coordinador del Observatorio del Clima, Tasso Azevedo.

"Si Brasil amplía sus metas y se compromete a eliminar totalmente la deforestación no sólo de la Amazonía sino también de los otros ecosistemas del país y a ampliar las áreas degradadas que pretende recuperar podemos llegar a 2030 con una emisión de sólo 623 millones de toneladas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha