eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un estudio de la Carlos III cuestiona el sistema electoral venezolano

- PUBLICIDAD -
Un estudio de la Carlos III cuestiona el sistema electoral venezolano

Un estudio de la Carlos III cuestiona el sistema electoral venezolano

Un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) cuestiona la integridad del sistema electoral de Venezuela desde 2004 e indica anomalías desde la victoria del chavismo ese año en el referéndum revocatorio presidencial y pone en duda la legitimidad de ese triunfo.

Estos comicios, convocados para determinar si Hugo Chávez, que gobernó Venezuela entre 1999 y 2013, seguía o no en el poder en ese año, han sido el punto de partida de esta investigación de la UC3M.

Uno de sus autores, Manuel Hidalgo Trenado, profesor del departamento de Ciencias Sociales de la UC3M, señala que "Chávez llegó al poder a través de unas elecciones limpias; de hecho 1998 marcó un hito en la calidad de las elecciones venezolanas, pero hay serias dudas -dice- desde 2004".

Existe la sospecha de un hipotético fraude en los comicios de 2004 que Hidalgo, junto al profesor titular del departamento de Estadística de la UC3M, Raúl Jiménez, ha estudiado con herramientas de análisis forense para la detección de irregularidades electorales en las mesas de votación y se han valorado los datos que ofrecía el Consejo Nacional Electoral Venezolano.

Todos los instrumentos empleados descubrieron patrones estadísticos "anómalos" que son consistentes con la hipótesis del fraude electoral a partir de 2004.

El estudio, publicado en la revista PLOS ONE, cuestiona que, como dijo el expresidente estadounidense Jimmy Carter, "Venezuela tenga el mejor sistema electoral del mundo".

"Nuestro análisis objeta la fiabilidad del registro electoral, pues existe una atípica correlación positiva entre variaciones en el censo electoral y la intención de voto, lo que supone una razón para dudar de la validez de los resultados de algunos centros que fueron decisivos en el referéndum del 2004 y las elecciones presidenciales de 2012", explica Manuel Hidalgo.

Las irregularidades electorales discutidas no sólo afectaron al porcentaje de votos obtenidos por el ganador de 2004, "algo que incidió en el comportamiento político del elector", sino que también pudieron ser decisivas "en otros procesos electorales".

"No somos capaces de demostrar que la oposición hubiera ganado en 2004 y 2012 en unas elecciones limpias, sin irregularidades", reconoce Hidalgo, pero asegura "con un alto nivel de confianza" que la diferencia "hubiera sido mucho menor" de la oficial en el caso de unas elecciones "libres y equitativas".

El estudio también invita a reflexionar sobre el papel de la observación internacional a partir de 2007 en Venezuela, ya que "algunos observadores internacionales no llevan a cabo un trabajo exhaustivo o simplemente no sesgado".

"Parece que se han convertido en un mecanismo de legitimación del orden establecido", critica Manuel Hidalgo.

Según él, con esta investigación se manifiesta la necesidad de una auditoría completa del censo electoral venezolano, de un respeto a las reglas del juego durante todo el ciclo electoral y de la realización de controles integrales tras las elecciones.

Tras poner a prueba este método, Manuel Hidalgo no cierra la puerta a aplicar estas herramientas forenses a otras elecciones como las celebradas en Rusia, Zimbabue o Uganda, comparándolas con países en los que los resultados electorales no son cuestionados, como en España, Francia o Austria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha