eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Colegio afectado por accidente aéreo abre de nuevo e intenta asumir tragedia

- PUBLICIDAD -
No hay indicio sólido que apunte a un atentado, dice el ministro alemán de Interior

No hay indicio sólido que apunte a un atentado, dice el ministro alemán de Interior

El colegio de educación secundaria Joseph König en la localidad alemana de Haltern am See, que perdió a 16 alumnos y dos profesores en el accidente aéreo ayer en los Alpes franceses, abrió hoy de nuevo sus puertas, no para continuar con las clases, sino para procesar entre todos la tragedia.

"No habrá clases según el horario, aunque los grupos se reunirán según su estructura habitual" con el fin de procesar lo ocurrido, para lo cual el apoyo psicológico es "muy importante", subrayó en una rueda de prensa celebrada en el colegio la ministra de Educación del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, Sylvia Löhrmann.

Al mismo tiempo anunció que todas las escuelas de la región guardarán mañana un minuto de silencio a las 10.53 hora local, momento en el que se produjo el accidente, y cada centro podrá decidir la mejor manera de abordar con sus alumnos la tragedia.

La ministra agregó que se trata de una "gran pena que el colegio debe procesar y asumir" y recordó que "recibir orientación forma parte de este proceso de duelo".

"No hay fuerza en este mundo que pueda borrar este dolor, lo único que podemos hacer es compartirlo", declaró.

Por su parte, el director del instituto de secundaria, Ulrich Wessel, dijo estar "consternado" y señaló que "la tragedia lo deja a uno sin palabras".

"En nuestro colegio nada va a ser como antes", agregó Wessel, quien señaló que había explicado a los alumnos del centro que deben "aprender a aceptar lo ocurrido y asumir el dolor".

El director dijo, además, que "la consternación también es muy grande" en el instituto de Llinars del Vallès, en la provincia de Barcelona, donde los 16 alumnos alemanes, acompañados de dos de sus profesores, habían participado en un programa de intercambio del que regresaban a bordo del avión siniestrado.

"Naturalmente nuestro colega español se ha puesto en contacto con nosotros", afirmó Wessel, quien destacó las "numerosas muestras de empatía" por parte de los alumnos, padres y profesores del centro de Llinars que, dijo, "están muy afectados".

En tanto, el alcalde de Haltern am See, Bodo Klimpel, señaló que todavía no ha tenido ocasión de hablar con su homólogo de Llinars del Vallès, pues "el día de ayer sirvió para organizar el de hoy", y hoy se decidirá qué hacer mañana.

"El 24 de marzo de 2015 es un día que nunca olvidaremos y evidentemente habrá algún acto conjunto" con la localidad española, se mostró convencido.

El alcalde dijo estar "muy impresionado" por el trabajo que están realizando el profesorado del colegio Joseph König y agregó que la localidad "continúa consternada" y "casi no puede asumir lo ocurrido".

"Estamos intentando sobrellevar el día y ofrecer nuestro consuelo", agregó.

Varias cámaras de televisión se han acercado hasta el colegio, que ayer canceló todas las clases al conocer la noticia del siniestro y que hoy, con velas encendidas ante su entrada, volvió a abrir sus puertas para atender a los alumnos y maestros que deseen acercarse a las instalaciones para recordar a las víctimas.

"Ayer éramos muchos. Hoy estamos solos" es uno de los mensajes que puede leerse hoy en el patio del colegio en un letrero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha