eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El medallón de Franco dice adiós a la Plaza Mayor de Salamanca tras tres años de batalla judicial

La efigie, hasta este viernes en uno de los laterales del conjunto declarado Bien de Interés Cultural, ha sido trasladada a un centro de arte contemporáneo

IU presentó en 2014 una demanda ante un juzgado, que pidió un informe a Patrimonio para autorizar la retirada en cumplimiento de la ley

El mismo juzgado ha desestimado un recurso de la Fundación Francisco Franco que solicitaba medidas cautelares para paralizar los trabajos

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El medallón de Franco en la plaza Mayor de Salamanca ya es historia

El medallón de Franco en la plaza Mayor de Salamanca ya es historia. EFE

El medallón artístico con la efigie de Francisco Franco, esculpido en un sillar de la plaza Mayor de Salamanca, ya es historia. La imagen ha sido retirada a primera hora de la tarde de este viernes. Llevaba 80 años allí, desde 1937. Y al menos tres de batalla judicial y administrativa ha costado sacar la representación del dictador de ese lugar para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica de 2007.

Los trabajos se han iniciado a las siete de la mañana y han concluido con la extracción del sillar de piedra arenisca donde Damián Villar, según unas fuentes, y Moisés Huerta, según otras, cinceló en 1937 la efigie de Franco en el lado de la plaza Mayor conocido como Pabellón Real, donde se alinean los medallones de los reyes de España desde Alfonso XI hasta Felipe V.

La lucha para hacer desaparecer del ágora salmantina protegida por la Unesco el homenaje al dictador, cuya imagen ha sido trasladada por decisión del Ayuntamiento al centro de arte contemporáneo Domus Artium 2, se remonta al año 2014. Entonces, el ex coordinador provincial de IU Domingo Benito presentó una demanda en los juzgados de lo contencioso administrativo reclamando la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Esta norma, aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2007, obliga a la retirada del espacio público de la simbología relacionada con el franquismo y con la represión del bando vencedor de la Guerra Civil española.

Antes de autorizar la retirada, los tribunales solicitaron un informe a la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, que concluyó en enero que  se puede quitar porque "no concurren las suficientes razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas" previstas como excepciones en la norma.

"Los deterioros sufridos desde hace años permiten plantear la posibilidad de que sucesivas restauraciones hayan alterado significativamente la obra original, y que los valores artísticos que pueda tener sean en realidad más fruto de estas intervenciones que de los propios artistas que la diseñaron y esculpieron", dice el comunicado que envió este órgano.

Aunque este pronunciamiento se produjo en enero, el Ayuntamiento de Salamanca ha demorado seis meses el cumplimiento. El motivo: la elaboración de un informe que volvió a la Comisión de Patrimonio para que "informe sobre las condiciones técnicas que deben guiar los trabajos de retirada con el fin de garantizar que no se produzca ningún daño en la Plaza Mayor, monumento declarado Bien de Interés Cultural en 1973 y bajo protección de la Unesco".

La Fundación Francisco Franco presentó un recurso de última hora, con el inicio de las obras ya fechado, para paralizarlas. En el escrito, desestimado por el juez, alegan que no se ha llegado a consultar a la Unesco de la retirada y que la plaza está declarada Bien de Interés Cultural. Esto último no ha sido un impedimento para que la Comisión de Patrimonio haya autorizado su eliminación.

El Consistorio, responsable de publicar el concurso para la adjudicación de las obras, ha querido destacar que se "ha respetado en todo momento las decisiones de las autoridades competentes respecto al medallón" y ha informado de que estas labores se han realizado "bajo la supervisión y seguimiento" de los técnicos del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León.

Las labores previas han consistido en la limpieza de las juntas que separan el sillar donde figura el medallón y el resto de dovelas y sillares de los arcos donde estaba situado. Con una sierra, al viejo estilo del cantero, se ha logrado dejar libres las juntas con espacio suficiente para poder introducir una palanca de hierro con protecciones para no dañar la fachada del Pabellón Real.

Sobre las 13:30 horas, el sillar con el medallón ha quedado libre y un camión-grúa ha realizado el resto para su posterior traslado al Museo de Arte Contemporáneo de Salamanca Domus Artium 2002 (DA2).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha