eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Conferencia de Roma abre con preocupación por la malnutrición y la obesidad

- PUBLICIDAD -
La Conferencia de Roma abre con preocupación por la malnutrición y la obesidad

La Conferencia de Roma abre con preocupación por la malnutrición y la obesidad

La Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2) abrió hoy con un llamamiento para combatir las graves consecuencias que tiene en el mundo el actual sistema alimentario que provoca tanto malnutrición como obesidad.

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, afirmó que la necesidad de implementar "políticas inteligentes y claras sobre nutrición es ahora mas importante que nunca".

A esta conferencia, que se celebra hasta el 21 de noviembre en la capital italiana, asisten representantes de Agricultura y Alimentación de los gobiernos de un centenar de países y está prevista la participación del papa Francisco y la reina de España, Letizia.

La directora de la OMS explicó que una de las prioridades en los debates que desde hoy se afrontarán en Roma debe ser las "políticas medioambientales" a la hora de producir alimentos.

"El crecimiento de la producción de alimentos tiene que ser saludable y producidos de manera sostenible", aseveró.

Para Chang, las desigualdades sociales han derivado en que "la situación nutricional está cada vez peor".

"El mundo no pude tener países ricos llenos de pobres. El hambre y las deficiencias nutricionales causan enfermedades, anemia, ceguera, bocio y problemas de bajo peso en los recién nacidos", argumentó.

Pero para la responsable de la OMS, otro de los problemas del sistema alimentario mundial es en la "producción de alimentos industrializados pocos saludables".

Un sistema que además "deja fuera de juego a los pequeños agricultores que para algunos países de África son la espina dorsal de su economía" ya que en algunas ocasiones resulta mas económico importar estos alimentos que otros mas saludables de sus propias zonas.

Chan advirtió de "las gravísimas consecuencias para la salud de la obesidad y del sobrepeso, pues causan diabetes, cánceres y enfermedades cardiacas".

La OMS se comprometió a elaborar informes científicos rigurosos para saber cuál es la ingesta minina y máxima de nutrientes, pero pidió que después de ello hay que "convencer a la industria alimentaria de que produzca alimentos mas saludables".

Por su parte el director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, que coorganiza la conferencia), el brasileño José Graziano da Silva, dijo que "la malnutrición se lleva millones de vidas y roba la posibilidad de una vida digna".

Y advirtió de que existen en el mundo "más de 500 millones de adultos obesos y muchos más niños también con problemas de sobrepeso".

El responsable de la FAO destacó la necesidad de "reformar nuestros hábitos alimentarios" y afirmó que "el punto de partida es reconocer que la nutrición es algo publico y así hay que tratarla y buscar sistemas alimentarios más saludables".

La Conferencia comenzó con un breve mensaje del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-mon, quien citó los avances en la lucha contra el hambre y dijo que cerca de "cien países en África, América Latina y Caribe se han comprometido en acabar con el hambre en 2025 y una serie de países reconocen la buena nutrición como elemento clave desarrollo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha