eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Críticas a los países por reducir futuros límites de contaminantes del aire

- PUBLICIDAD -
Críticas a los países por reducir futuros límites de contaminantes del aire

Críticas a los países por reducir futuros límites de contaminantes del aire

Los Veintiocho han recibido hoy críticas por parte de ONG y de la Comisión Europea (CE) por aceptar unos límites de emisión de contaminantes del aire para 2030 mucho más débiles de los planteados inicialmente por Bruselas, acompañados además por medidas de flexibilidad.

Los ministros de Medio Ambiente han aprobado hoy su postura sobre esta cuestión, que defenderán ahora en las negociaciones que tienen que iniciar con el Parlamento Europeo (PE), una institución que defiende unos límites más exigentes.

La propuesta original, presentada hace dos años por la CE, planteaba que los países asumieran límites de reducción de las emisiones de varios contaminantes especialmente nocivos para la salud, como las partículas en suspensión.

"Se trata de reducir en el 52 % el impacto de los mayores contaminantes del aire sobre la salud" ya que la pobre calidad del aire es la primera causa medioambiental de muerte en la UE, explicó el comisario europeo de Medioambiente, Karmenu Vella, quien lamentó que la postura de los ministros "no se acerca lo suficiente" al objetivo.

"Menos ambición no quiere decir necesariamente un menor coste financiero, lo que sí quiere decir ciertamente son mayores costes humanos", advirtió Vella.

"No estoy muy feliz en cuanto al nivel de ambición", dijo por su parte la ministra de Luxemburgo, Carole Dieschbourg, quien argumentó no obstante que era preferible aceptar el compromiso para no retrasar la aprobación de los límites "porque perder más tiempo, es perder más vidas".

Los límites entrarán en vigor, una vez que se aprueben, en dos tandas: primero como unas metas a aplicar a partir de 2020, que apenas han sufrido modificaciones al derivarse del protocolo internacional de Gotemburgo, y en segundo lugar a partir de 2030, objetivos que han sido modificados a la baja por los países.

Las cifras de España para 2030 se han visto especialmente reducidas respecto a las emisiones de amoniaco (NH3), un gas estrechamente relacionado con la agricultura a gran escala.

El país tendrá que reducir estas emisiones el 16 % respecto a 2005, frente al 29 % originalmente barajado, lo que el Gobierno español afirmó que será en cualquier caso un esfuerzo considerable.

"A partir de 2020, consideramos que los valores son realistas y se pueden cumplir, aunque habrá que hacer esfuerzos importantes respecto al amoniaco", afirmó el secretario de Estado de Medio Ambiente de España, Pablo Saavedra, durante el debate celebrado en el consejo de ministros del ramo en Bruselas.

Respecto a las metas que entrarán en vigor a partir de 2030, Saavedra señaló que "pese a que son asumibles para España, su cumplimiento supone enormes esfuerzos", tanto en el caso del óxido de nitrógeno, de las partículas en suspensión y del amoniaco.

Las metas españolas de pequeñas partículas en suspensión para 2030 se quedan en el 50 %, frente al 61 % inicial, mientras que la meta de reducción de las emisiones de dióxido de azufre sufre un cambio menor, al pasar del 89 % propuesto por la Comisión al 87 % recogido por los países.

Por su parte, los compuestos orgánicos volátiles no metano (COVNM) pasan del 48 % al 39 %, y los óxidos de nitrógeno (NOx), del 75 % al 62 %.

El escándalo de Volkswagen surgió precisamente al descubrir que miles de sus vehículos diesel estaban trucados para que pareciera que emitían menos NOx del emitido realmente.

Los ministros de Medio Ambiente de los Veintiocho han eliminado, además, los objetivos de reducción de metano -un gas ligado principalmente a la ganadería- y han incluido tres medidas que dan flexibilidad a los países a la hora de cumplir estos límites.

"Este generoso regalo de Navidad a las industrias altamente contaminantes y a los negocios agrarios tendrá altos costes para los europeos, que llevará a miles de muertes prematuras, enfermedades, alergias y otros impactos sobre la salud, a la vez que se daña la naturaleza europea", opinó Louise Duprez, de la ONG European Environment Bureau, sobre el voto de los ministros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha