eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Detenidos en Hungría 700 inmigrantes kosovares por inmigración ilegal

- PUBLICIDAD -

Las autoridades húngaras han detenido el martes a unos 700 ciudadanos kosovares por inmigración ilegal, que se suman a los más de 23.000 compatriotas arrestados en lo que va de febrero, informó la policía del país magiar.

El creciente éxodo desde Kosovo, que ha alarmado tanto a las autoridades de Pristina como a las de los países de destino en la Unión Europea (UE), se ve reflejado en la cifra de una media de entre 1.300 y 1.400 que han intentado desde el primero de este mes entrar en territorio comunitario por Hungría, de forma ilegal.

Se calcula que en los últimos dos meses unos 50.000 kosovares han abandonado su país, en su mayoría a través de Serbia y Hungría, a causa de la pobreza y la falta de perspectivas de futuro. Esa suma supera la de todo el año pasado.

Las autoridades húngaras registraron en 2014 más de 42.000 solicitudes de asilo, frente a las 19.000 de 2013 y a la media 2.000 a 2.500 de los años anteriores, según datos de la Oficina de Inmigración de Hungría (BÁV).

La gran mayoría son ciudadanos kosovares: ayer, la policía detuvo a mil personas que cruzaron ilegalmente la frontera sur del país desde Serbia. De ellos, 700 eran kosovares.

En general, su destino final no es Hungría, sino otros países comunitarios más ricos, como Suecia, Alemania o Austria.

"Un número muy reducido" de los inmigrantes ilegales son repatriados, ya que entre el 80 y el 90 % de ellos desaparece durante el proceso oficial y abandona Hungría hacia el país a dónde quería llegar originalmente, explicó a Efe Julia Iván, del Comité de Helsinki para los Derechos Humanos.

Las autoridades húngaras informaron hoy de que seguirán reforzando el control en las provincias de Csongrád y Bács-Kiskun, que cuentan con frontera con Serbia, mientras que la UE apoya a la guardia de fronteras con tecnología y automóviles.

Antal Rogán, líder del grupo parlamentario del partido gobernante Fidesz, liderado por el primer ministro, el conservador Viktor Orbán, abogó ayer por "endurecer considerablemente" la legislación de inmigración en el país centroeuropeo.

En varios países de la UE, como Alemania o Austria, han aumentado masivamente las solicitudes de asilo de ciudadanos kosovares, que viven luego una gran decepción porque la pobreza no es causa de asilo, por lo que deben regresar a su país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha