eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Disidente diabética reta al Estado cubano con huelga de hambre y de medicación

- PUBLICIDAD -
Disidente diabética reta al Estado cubano con huelga de hambre y de medicación

Disidente diabética reta al Estado cubano con huelga de hambre y de medicación

La disidente cubana Marta Beatriz Roque, expresa del "Grupo de los 75", inició hoy una huelga de hambre y suspendió su medicación contra la diabetes para protestar contra la "falta de legalidad" en el país y la "muy difícil" situación en que se encuentran los opositores en la isla.

En un encuentro con la prensa extranjera en su domicilio de La Habana, Roque anunció que la medida reivindicativa es secundada por otros doce compañeros en distintos puntos de Cuba, de los cuales ocho están en la cárcel y cuatro están como ella, en sus casas.

Dos de ellos, Alberto Reyes y Luis Enrique Santos, tienen un solo riñón, y un tercero, Jorge Luis García, conocido como "Antúnez", tiene problemas cardíacos, recalcó.

Roque consideró su protesta un "gesto" para "llamar la atención internacional" y reveló que pretende llevarla "hasta las últimas consecuencias".

La opositora, que pertenece a la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios y al Instituto Cubano de Economistas Independientes, milita en la oposición desde 1989.

Rodeada de varios opositores, dijo que se negará a recibir atención médica y que solo ingerirá agua, lo que en la práctica podría "acelerar una hipoglucemia" y ocasionarle una crisis "en 48 horas", recalcó.

Para levantar la huelga de hambre exigió a las autoridades liberar al disidente Jorge Vázquez, preso desde hace medio año en la prisión de Alambradas de Manacas, en la provincia central de Villa Clara.

Según la opositora, Vázquez debería estar libre desde el lunes porque la condena que se le impuso concluía ese día, al margen de que el tribunal que llevó el caso ordenó la revocación de la sentencia varios meses antes, agregó.

También exigió al Gobierno cubano "responder" por el supuesto asalto registrado el pasado fin de semana contra el domicilio del matrimonio de disidentes formado por Misael Valdez y Vivian Peña, cometido según ella por "una brigada de respuesta rápida", como se denominan a los grupos progubernamentales.

El ataque, registrado en Palma Soriano, en la provincia oriental de Santiago de Cuba, se produjo al parecer mientras el matrimonio estaba en una comisaría, a donde habían sido trasladados detenidos el pasado viernes junto con su hija de dos años.

A esos dos casos se suma la quema de un casa de otro opositor en abril pasado y "dos saqueos" al domicilio en Santiago de Cuba de José Daniel Ferrer, también expreso político del "Grupo de los 75" y que ha estado detenido varias veces este año.

En los últimos años ha habido varios casos sonados de huelgas de hambre de disidentes en Cuba.

Orlando Zapata, un albañil de 42 años que fue condenado en la ola represiva de la "Primavera Negra" de 2003, de la que nació el nombre del "Grupo de los 75" por el número de disidentes detenidos, murió en un hospital de La Habana en 2010 tras una huelga de hambre de 85 días en la cárcel.

Zapata exigía ser tratado como prisionero de conciencia pero para el Gobierno cubano era un delincuente común que "adoptó un perfil político cuando ya su biografía penal era extensa".

En 1972 el opositor Pedro Luis Boitel falleció en la prisión Castillo del Príncipe, después de una protesta igual, de 53 días.

El disidente Wilman Villar, de 31 años, murió el 19 de enero pasado en un hospital de Santiago de Cuba tras una huelga de hambre de 50 días que inició en la cárcel contra la condena de cuatro años que se le impuso, según la versión de la disidencia interna y familiares.

El psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas, de 50 años y premio del Parlamento Europeo Andrei Sájarov-2010 a la libertad de conciencia, ostenta el récord de huelgas de hambre y sed de los disidentes cubanos, con 24.

La última, que duró una semana en junio de 2011, fue una reacción a la muerte del opositor Juan Wilfredo Soto, ocurrida en mayo en un hospital de Santa Clara, capital de Villa Clara, según la oposición por una paliza que dos días antes le había propinado la policía.

Anteriormente protagonizó otra que se extendió por más de cuatro meses en 2010 para exigir la libertad de los presos políticos tras la muerte de Zapata.

Gran parte de aquel ayuno lo pasó hospitalizado en una unidad de terapia intensiva en un hospital de Santa Clara, donde reside, recibiendo medicación y alimentación por vía parenteral.

En el pasado, Marta Beatriz Roque estuvo presa durante un total de cinco años en dos periodos distintos, primero por elaborar el documento reivindicativo "La Patria es de Todos" en 1997 y tras la "Primavera Negra" de 2003.

En esa última oportunidad logró una licencia extrapenal para abandonar la cárcel, según ella porque sufrió un infarto que le obligó a permanecer veinte días en cuidados intensivos y un año en un hospital militar.

Raúl Cortés

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha