eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Disponible una nueva terapia hormonal que retrasa la progresión del cáncer de mama

- PUBLICIDAD -
Disponible una nueva terapia hormonal que retrasa la progresión del cáncer de mama

Disponible una nueva terapia hormonal que retrasa la progresión del cáncer de mama

Las autoridades sanitarias han dado luz verde en España a una nueva terapia hormonal para mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama metastásico o localmente avanzado que reduce la progresión de la enfermedad mediante la inhibición del ciclo celular, de la proliferación o no de las células.

Este fármaco, ribociclib, ha sido presentado hoy por la empresa farmacéutica Novartis junto a los presidentes de los grupos españoles de investigación en cáncer de mama: Miguel Martín, de Geicam, y Eva Ciruelos, de Solti.

La terapia (Kisqali, en su nombre comercial) está aprobada como tratamiento inicial para los casos metastásicos o localmente avanzados de cáncer de mama HR+/HER2- y en combinación con un inhibidor de la aromatasa, el letrozol.

Más de un 70 % de los cánceres de mama invasivos son HR+ o luminal, por lo que se trata del cáncer de mama avanzado más común, ha apuntado Miguel Martín.

Kisqali actúa inhibiendo el ciclo celular, el mecanismo por el que las células proliferan o no lo hacen, dejando a la célula "en un estado de reposo", ha explicado la oncóloga Eva Ciruelos.

"Si los semáforos de la calle no funcionan, puede haber accidentes. En la célula tumoral pasa algo parecido: hay múltiples accidentes, sobre todo hacia un exceso de proliferación porque los semáforos del sistema celular en verde, que lo activan, o en rojo, que lo paran, no funcionan", precisa.

Además de ribociclib, ahora existen otros dos fármacos (palbociclib de Pfizer y abemaciclib de Lilly) que actúan sobre las mutaciones genéticas más frecuentes, aquellas que frenan el ciclo celular, las del semáforo rojo.

"Kisqali ha demostrado que, cuando se administra junto a un tratamiento hormonal a mujeres posmenopáusicas que no han recibido un tratamiento previo en situación de metástasis, reduce prácticamente a la mitad el riesgo" de progresión de la enfermedad, controlando así la enfermedad, señala la doctora del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Respecto a los efectos secundarios, las pacientes tienen un riesgo de tener bajada de los leucocitos, aunque no se traduce en fiebre y, por tanto, no afecta ni a su seguridad ni a su calidad de vida.

El presidente de Geicam ha resaltado que una de cada cuatro mujeres con cáncer de mama termina presentando a medio y largo plazo enfermedad metastásica.

"Se habla mucho de las que se curan y no de las que tienen enfermedad incurable. Hay que dar solución a este grupo de mujeres que de alguna manera han estado abandonadas a nivel mediático", ha apuntado.

También ha pedido la colaboración de los medios de comunicación para avanzar en investigación y contar con mayor inversión pública. "Los titulares de la prensa es lo único que afecta a los políticos; lo que digan los médicos no les importa nada", ha concluido el también jefe de Oncología del Hospital 12 de Octubre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha