eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

EE.UU. y Liberia destacan la alianza para contener el ébola y evitar una crisis aún mayor

- PUBLICIDAD -
EE.UU. y Liberia destacan la alianza para contener el ébola y evitar una crisis aún mayor

EE.UU. y Liberia destacan la alianza para contener el ébola y evitar una crisis aún mayor

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, destacaron hoy la cooperación conjunta contra el ébola y aseguraron que ha sido clave para evitar una crisis sanitaria "aún más devastadora", al reiterar la meta de llegar a "cero casos" en África Occidental.

Debido a la "extraordinaria valentía" de los trabajadores de salud y líderes comunitarios de Liberia, así como del Gobierno de Sirleaf, "lo que podría haber sido una crisis aún más devastadora fue puesta bajo control", declaró Obama a los periodistas al inicio de su reunión en la Casa Blanca con la jefa de Estado liberiana.

"Los casos (de ébola) están ahora un 95 por ciento por debajo de su máximo. La vida normal empieza a regresar a Liberia. Los niños están empezando a volver a la escuela", añadió el presidente.

Sirleaf, por su parte, agradeció la cooperación del Gobierno de Obama en la lucha contra el ébola, que en una nueva etapa recién iniciada implica la retirada de la gran mayoría de militares estadounidenses que están en África Occidental y una transición a un apoyo civil.

Se trata de expandir la respuesta civil contra la enfermedad, según anunció Obama a comienzos de mes, y de ello se encargarán los cien militares norteamericanos que permanecerán en África Occidental y los más de 10.000 expertos apoyados por el Gobierno de Estados Unidos que se encuentran en la región.

"Sabemos que hubo miedo en este país y lo entendimos porque nosotros mismos lo teníamos también", comentó Sirleaf, premio Nobel de la Paz, en alusión a quienes pedían el año pasado en Estados Unidos que se cancelaran los vuelos con los países más afectados por el ébola.

La mandataria dio también las gracias a Obama por "mantenerse firme y resistir" ante esa "presión".

Para evitar un brote del virus en Estados Unidos, en octubre se empezó a tomar la temperatura a los pasajeros procedentes de África Occidental en cinco grandes aeropuertos del país.

Más de una decena de enfermos de ébola fueron tratados el año pasado en territorio estadounidense y dos murieron, entre ellos el liberiano Thomas Eric Duncan, que llegó a Dallas (Texas) para casarse con su prometida en septiembre, cuando incubaba el virus de la enfermedad sin saberlo, y falleció en octubre en un hospital.

"No sabíamos cómo hacer frente a este enemigo desconocido", admitió hoy Sirleaf en referencia al virus, que ha matado a más de 9.000 personas en África Occidental, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sierra Leona, con unos 11.000 casos, es el país más afectado, seguido de Liberia (alrededor de 9.000) y de Guinea (más de 3.000).

La semana pasada, Liberia anunció la reapertura de las principales fronteras del país y el levantamiento del toque de queda impuesto por su Gobierno como medida para contener el ébola, a raíz de un descenso del número de nuevos contagios del virus.

Además, la mayoría de las escuelas del país también han reabierto tras permanecer cerradas seis meses, aunque todavía son pocos los padres que llevan a los niños a las aulas ante el miedo a nuevos contagios.

Aunque la OMS no ha declarado a Liberia libre de ébola, ha asegurado que es el único país donde se observa realmente un declive en los niveles de transmisión del virus y hoy, tanto Obama como Sirleaf, coincidieron en que Guinea y Sierra Leona van por detrás en los progresos contra la enfermedad.

"Queremos acelerar tanto como sea posible el retorno de Liberia al crecimiento y al desarrollo, y acelerar algunos de los esfuerzos que la presidenta Sirleaf ya había iniciado para reducir la corrupción", prometió Obama.

Antes de la reunión con Obama, Sirleaf mantuvo un encuentro con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, quien destacó que, desde que finalizó en 2003 la guerra civil vivida en Liberia, Washington ha invertido más de 2.000 millones de dólares en ayudar a ese país a su "reconstrucción y a salir adelante".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha