eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España aún no ha superado el desafío del tratamiento de sus aguas residuales

- PUBLICIDAD -
España aún no ha superado el desafío del tratamiento de sus aguas residuales

España aún no ha superado el desafío del tratamiento de sus aguas residuales

La cobertura de abastecimiento de agua potable y de saneamiento básico en España "es del cien por cien", pero "nuestro desafío sigue estando en la siguiente fase", la del tratamiento de las aguas residuales.

Así lo ha reconocido en declaraciones a Efe el director académico del Foro de la Economía del Agua, Gonzalo Delacámara, con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Retrete, una oportunidad para que España "mire hacia adentro y comprenda sus debilidades".

La Comisión Europea pidió ayer al Tribunal de Justicia de la UE multar a España por la deficiente recogida y tratamiento de aguas residuales en 17 núcleos urbanos.

El Ejecutivo comunitario recordó que el Tribunal ya dictaminó en 2011 que las autoridades españolas infringían la legislación comunitaria al no recoger y tratar adecuadamente las aguas residuales urbanas vertidas en 37 ciudades y urbanizaciones.

El Día Mundial del Retrete, que Naciones Unidas celebra este año bajo del lema Aseos y Empleo, "es una fecha crucial", ha señalado Delacámara, porque "gracias a ella se logró disociar el derecho humano al saneamiento del derecho humano al agua".

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyen la meta de lograr para el año 2030 el acceso universal a servicios adecuados de saneamiento e higiene y poner fin a la defecación al aire libre, con especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas.

"Toda la vida personal y profesional de un individuo está condicionada por el acceso a saneamiento" y en estos momentos 2.400 millones de personas carecen de él y casi 950 millones se ven obligadas a defecar al aire libre, ha recordado.

Esta situación "destruye la estima de una persona, su seguridad y su salud, fomenta las violaciones, aleja de la escuela a multitud de niñas en sus primeras menstruaciones y destruye su capacitación, formación y posibilidades de encontrar empleos dignos", ha añadido.

Además, según datos de la ONG Plan Internacional, se calcula que a escala macroeconómica la economía mundial pierde 260.000 millones de dólares al año (244.000 millones de euros) en costes sanitarios y por baja productividad debido a la escasez de saneamiento y agua potable.

"Si queremos resolver esa brecha hay que hacer inversiones masivas, que después tendrán un retorno adicional para la sociedad en forma de generación de puestos de trabajo", ha señalado el director académico del Foro de la Economía del Agua.

En España y en general en el mundo desarrollado, "esta problemática queda muy lejos, ya que tenemos asumido un saneamiento en cualquier lugar que podamos imaginar", ha reconocido Xavier Torras, director de la Fundación We are Water.

Sin embargo, "no hemos sido capaces de entender que construir infraestructuras es una cosa y gestionarlas otra" y en la actualidad "tenemos unas plantas sobredimensionadas, otras infradimensionadas y muchas de las que están bien diseñadas no están preparadas para el tratamiento correcto de todos sus residuos", ha señalado Delacámara.

"Básicamente es un problema de carácter institucional -ha explicado- porque en nuestro país las competencias son municipales, y con más de 8.000 municipios y 2.500 operadores de servicios de agua y saneamiento, el sistema está muy fragmentado y atomizado".

En este sentido, Xavier Torras ha recordado que las administraciones "deben poner los recursos necesarios para preservar el medio ambiente, pero los ciudadanos debemos recordarles su función y mantener por nuestra parte una actitud responsable".

En relación al lema del Día Mundial, ha recordado que "la falta de aseos en el lugar de trabajo, lo mismo que en el hogar, tiene graves consecuencias para las empresas y para sus empleados".

"La mala salud por enfermedades derivadas de la contaminación por desechos fecales conduce al absentismo y las bajas laborales, pérdida de concentración, agotamiento y descenso de la productividad", ha explicado.

Según un estudio de la empresa de servicios de higiene ambiental Rentokil Initial, más de la mitad de los oficinistas tiene reticencias a ir al baño o evita o trata de evitar hacer sus necesidades en el trabajo.

Tras entrevistar a 5.000 oficinistas de diferentes países de Europa y Asia, el estudio refleja que un porcentaje elevado de personas lamenta el mal uso o el deficiente estado de las instalaciones en su centro de trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha