eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Filadelfia, la cuna de EEUU, espera al papa en Encuentro Mundial de Familias

- PUBLICIDAD -
De Pablo VI a Francisco, las visitas papales a Estados Unidos

De Pablo VI a Francisco, las visitas papales a Estados Unidos

Filadelfia, la cuna de EEUU, se prepara para recibir al papa Francisco en el Encuentro Mundial de las Familias, en el que el pontífice se moverá al ritmo de Juanes, visitará una cárcel y hablará de inmigración desde el atril que Abraham Lincoln usó para su histórico discurso contra la esclavitud.

Entre el 26 y 27 de septiembre, más de un millón y medio de personas se darán cita para escuchar al primer pontífice latinoamericano en lo que los organizadores llaman "el festival de Francisco", el cierre del Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia, que fue la primera capital de EEUU entre 1790 y 1800.

"Me conmueve que el papa Francisco visite EEUU. Los argentinos vemos a su santidad con la misma humildad y coherencia de vida que antes", destacó en declaraciones a Efe la argentina María Dolores Dimier de Vicente, profesora en la Universidad Austral de Argentina y que ya se prepara para ver a su compatriota en EEUU.

Dimier de Vicente es solo una de las expertas que, entre el 22 y el 25 de septiembre, analizará el matrimonio y la familia desde la perspectiva de diferentes religiones -como el islam o el judaísmo- en diferentes encuentros y seminarios, que llenarán Filadelfia con cientos de miles de personas, según los organizadores.

"Philly" o "el lugar donde nació América" -nombres con los que se conoce la urbe- dará la bienvenida al papa el sábado 26 de septiembre con una misa en la catedral de San Pedro y San Pablo y un discurso en el Independence Mall, donde se debatió y firmó la Declaración de Independencia y la Constitución del país.

Para su alocución sobre inmigración y libertad religiosa, el papa utilizará el mismo atril desde el que, el 19 de noviembre de 1863, Abraham Lincoln dio su histórico discurso de "Gettysburg" en la localidad del mismo nombre y en la que cinco meses antes se había librado una de las batallas más decisivas de la guerra civil.

El mensaje de Lincoln en defensa de los ideales de igualdad y democracia para el fin de la esclavitud se ha convertido en un paradigma de la cultura política estadounidense, que ha sido recitado por millones de niños en las escuelas de todo el país e inspirado a generaciones de políticos.

Los discursos del papa -en el Independence Mall, el Congreso o en las Naciones Unidas- han despertado gran expectación en la sociedad estadounidense, tradicionalmente conservadora pero consciente de la fuerza del "papa de los pobres", cuyo primer viaje fuera del Vaticano fue a Lampedusa para denunciar el drama de la inmigración.

"El papa Francisco transmite un mensaje de paz y humildad sumamente necesario en un mundo inmerso en la violencia. Argentina y América en general no están exentas de esta problemática", consideró en declaraciones a Efe Lorena C. Bolzon, directora del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad Austral en Argentina.

Bolzon, también argentina, cree que el Encuentro Mundial de las Familias -con el lema "El amor es nuestra misión: la familia plenamente viva"- ofrece una "oportunidad única" para escuchar el "mensaje de diálogo y reflexión" del papa y, por eso, ya tiene todo preparado para emprender el viaje.

Uno de los momentos cumbres del Encuentro Mundial se vivirá la noche del sábado en el llamado "Festival de las Familias", donde el santo padre escuchará el concierto del tenor italiano Andrea Boccelli, el pop-rock del colombiano Juanes y la melodía de la Orquesta Sinfónica de Filadelfia.

De la gracia papal disfrutarán hasta las personas privadas de libertad, pues el pontífice mantendrá el domingo una entrevista con presos de la cárcel Curran-Fromhold, en el nordeste de Pensilvania.

Durante su visita al penal, el papa recibirá un sorprendente regalo: una silla de madera de nogal negro, de casi 2 metros de alto, construida por los internos y los guardias con el objetivo de mostrar al pontífice su respeto y afecto.

El colofón al encuentro lo pondrá una misa multitudinaria en el Benjamin Franklin Parkway, los "Campos Elíseos" de Filadelfia.

Según las estimaciones de la presidenta de la Cámara de Comercio Hispana de Filadelfia, Varsovia Fernández, los negocios de la ciudad efectuarán ventas por valor de 390,2 millones de dólares, la ciudad recaudará casi 18 millones en impuestos y se ocuparán 22.500 plazas de hotel.

Además, la ciudad de la Campana de la Libertad, símbolo de la lucha por los derechos civiles en EEUU, espera a 10.000 voluntarios y a entre 5.000 y 7.000 miembros de la prensa, de los que 2.000 serán enviados internacionales, según dijo a Efe Fernández.

Cuando quedan días para el encuentro, Filadelfia ya está en plena celebración con carteles de bienvenida en escuelas y parroquias, así como con figuras del papa de cartón a tamaño natural que ya saludan a los primeros feligreses desde diferentes partes de la ciudad cuna de Estados Unidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha