eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía pedirá la exhumación del cadáver del expresidente brasileño Joao Goulart

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía pedirá la exhumación del cadáver del expresidente brasileño Joao Goulart

La Fiscalía pedirá la exhumación del cadáver del expresidente brasileño Joao Goulart

El Ministerio Público Federal de Brasil solicitará la exhumación del cadáver de Joao Goulart para intentar comprobar las versiones según las cuales el expresidente fue una de las víctimas del Plan Cóndor, pero el proceso aún depende de análisis técnicos previos, dijeron hoy a Efe fuentes oficiales.

La exhumación del cuerpo de Goulart, el presidente derrocado por los militares en 1964 y que supuestamente murió víctima de un ataque cardíaco en el exilio en Argentina en 1976, puede determinar si el mandatario fue envenenado en desarrollo del Plan Cóndor, según representantes del Ministerio Público (Fiscalía).

Tanto la Fiscalía como la Comisión Nacional de la Verdad están interesadas en que los restos mortales del ex jefe de Estado puedan ser sometidos a una autopsia y decidieron iniciar las respectivas gestiones este mes, pero la exhumación aún depende de la autorización de la Justicia y de que un estudio técnico demuestre previamente la viabilidad del procedimiento.

La exhumación fue autorizada el 18 de marzo pasado por los familiares de Goulart durante una audiencia pública en la que participaron miembros de la Fiscalía y de la Comisión Nacional de la Verdad, creada el año pasado para investigar las violaciones de los derechos humanos durante la última dictadura (1964-1985).

"Pero los familiares condicionaron la exhumación a un análisis técnico previo que determine que la autopsia será concluyente, es decir a que los peritos confirmen que el análisis de los huesos podrá determinar si hubo envenenamiento o no", dijo a Efe un portavoz de la Comisión Nacional de la Verdad.

"Los familiares no quieren que el cuerpo sea exhumado en balde y exigen una confirmación de que la autopsia podrá determinar la verdadera causa de la muerte", agregó.

El mismo portavoz agregó que existe un acuerdo entre la Comisión, la Fiscalía y la familia de que es necesario investigar si el expresidente fue asesinado, pero que los análisis técnicos dependen de los fiscales.

"Todo será hecho con mucho cuidado y cautela ya que se trata de un asunto muy delicado", afirmó la coordinadora del grupo de la Comisión Nacional de la Verdad responsable por las relaciones con la Sociedad Civil, Rosa Cardoso, en declaraciones a periodistas.

"Serán necesarios muchos estudios antes de que podamos realizar el procedimiento (exhumación), pero la decisión está tomada", agregó la funcionaria.

Las fuentes de la Fiscalía consultadas por Efe informaron de que ya están preparando una petición fundamentada para convencer a la Justicia de la necesidad de la exhumación.

"Estamos analizando la forma en que será hecha esa petición y cuál será la mejor manera de realizar la exhumación y la autopsia", afirmó un portavoz de la Fiscalía.

"Como existe la autorización de la familia, difícilmente un juez se negará a ordenar la exhumación", agregó.

Pese a que Goulart murió en Argentina, la Fiscalía brasileña abrió en 2007 una investigación para determinar las causas de su muerte ante testimonios de antiguos agentes de organismos de inteligencia en el sentido de que el expresidente fue asesinado.

Goulart, conocido como Jango y considerado un líder progresista simpatizante de las izquierdas de la década 1960, en plena Guerra Fría, murió en diciembre de 1976 en un hotel de la localidad argentina de Mercedes, donde se encontraba exiliado.

Su muerte fue atribuida oficialmente a un "ataque cardíaco", pero su familia siempre sostuvo que fue víctima de un asesinato.

Esa tesis fue ratificada hace cuatro años por un exmiembro del servicio secreto uruguayo, preso en Brasil por tráfico de armas, quien aseguró que Goulart fue envenenado por agentes de varios países que actuaban en el marco del Plan Cóndor para la coordinación de operaciones secretas de represión entre las dictaduras del Cono Sur en las décadas de 1970 y 1980.

La Comisión Nacional de la Verdad desea que el proceso y la posible autopsia cuenten con la participación de peritos de Argentina, donde el expresidente murió, y de Uruguay, donde vivió tras ser derrocado por el golpe militar de 1964.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha