eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Importación cubre en Uruguay cannabis medicinal a espera de producción propia

- PUBLICIDAD -
Importación cubre en Uruguay cannabis medicinal a espera de producción propia

Importación cubre en Uruguay cannabis medicinal a espera de producción propia

La demanda de los pacientes uruguayos para ser tratados con cannabinoides se cubre en la actualidad con medicinas compradas del exterior, a la espera de que el Gobierno licencie a empresas para que lo produzcan en el país, explicó hoy Gastón Rodríguez, integrante de una de las empresas importadoras.

"Uruguay fue pionero en el área (de la marihuana) recreativa pero con intenciones de ir abriendo la posibilidad del mercado, madurando la situación, para cubrir los aspectos medicinales", comentó en una entrevista a la radio local El Espectador.

El integrante de Symbiosis, una de las empresas que ganó la licitación estatal para cultivar la marihuana recreativa que será vendida en farmacias, aseguró que "hoy por hoy, el uso (medicinal) se especializa en lo que se llama el uso compasivo, lo que es una forma especial de poder atender diferentes patologías que no tienen un tratamiento que obtenga mejorías claras de salud".

Según indicó Rodríguez, en la actualidad el proceso en Uruguay consiste en que es el paciente quien recopila información en Internet "para solucionar sus problemas" y propone al médico, y este receta tras una serie de formularios que se presentan ante la dirección técnica de la mutualista del paciente".

"Eso entra en un proceso de salud pública, bastante rápido y ágil, donde analizan y aprueban o no, y si lo aprueban, el paciente está autorizado a importar la medicación que entienda pertinente", agregó.

En cuanto al coste del tratamiento con cannabinoides, el empresario uruguayo especificó que varía según la patología, "ya que hay patologías que requieren más medicamentos, como por ejemplo la esquizofrenia".

"Los costos varían desde los 800 dólares por un tratamiento anual, cuando se trata de un tratamiento económico que no requiere mucha cantidad de producto como, por ejemplo, un tratamiento de epilepsia o parkinson; a 10.000 dólares al año por un tratamiento de esquizofrenia", detalló.

En la actualidad, Rodríguez afirmó que en el país suramericano "se puede pedir hasta un año de medicación que le envíen desde el exterior".

Además, expresó que la duración del permiso para recibir tratamientos con cannabinoides importados varía según los países, como en Brasil, donde la ley establece un periodo "entre seis meses y un año, o en Argentina, de dos meses".

El pasado 30 de marzo, el Senado de Argentina aprobó y convirtió en ley el proyecto que avala el uso medicinal de la marihuana, donde garantiza a ciertos pacientes el acceso al aceite de cannabis, habilitando su importación hasta que el Estado se encuentre en condiciones de producirlo.

Uruguay aprobó en 2013, durante el mandato del expresidente José Mujica (2010-2015), una ley para la regulación de la producción y compraventa de la sustancia, pero no fue hasta febrero de 2015 cuando se decretó la reglamentación del uso de la marihuana para fines científicos y medicinales.

En lo que respecta al uso recreativo de la marihuana, el próximo 2 de mayo se abrirá en Uruguay la apertura del registro de consumidores que quieran comprarla en las farmacias, como etapa previa a la dispensación de la sustancia, estimada para comienzos de julio de 2017.

Postergado en varias ocasiones, el lanzamiento de este registro de consumidores habilitará la tercera vía de acceso legal al uso recreativo de la marihuana, después de que en 2015 quedasen abiertas las otras dos vías: los registros de autocultivadores y de clubes cannábicos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha