eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

India afirma que rohinyás suponen una "seria amenaza a la seguridad" nacional

- PUBLICIDAD -
Bangladesh disuelve una protesta de un grupo islamista contra Birmania por la crisis de los rohinyás

Bangladesh disuelve una protesta de un grupo islamista contra Birmania por la crisis de los rohinyás

El Gobierno de la India aseguró hoy que la presencia de rohinyás en su territorio supone una "seria amenaza a la seguridad" del país, donde hay asentados unos 40.000 miembros de esta minoría, en un momento en el que Delhi ha reforzado su frontera con Birmania para impedir la entrada de más refugiados.

"La continuidad de la estancia de los rohinyás en la India, además de ser absolutamente ilegal, ha resultado tener consecuencias en la seguridad nacional y supone serias amenazas a la seguridad", indicó el Ejecutivo de Narendra Modi en una declaración jurada dirigida al Tribunal Supremo indio.

La máxima instancia judicial india estudia la apelación de dos refugiados rohinyás contra la deportación del país de los miembros de esta minoría, una decisión que el Gobierno defiende que debe quedar en manos del Poder Ejecutivo.

"El flujo ilegal de rohinyás a la India comenzó entre 2012 y 2013 e informaciones sugieren una relación de los inmigrantes con grupos terroristas paquistaníes", añadió el Gobierno.

La India reforzó la semana pasada su frontera con Birmania (Myanmar) para impedir que entren en el país miembros de esta minoría, cuyo éxodo ha supuesto la llegada de casi 400.000 refugiados al vecino Bangladesh en las últimas tres semanas.

Las autoridades indias estiman que el número de miembros de esta minoría birmana instalados en el país asciende a 40.000, de los que 16.500 tienen estatus de refugiados, en su mayoría asentados en campamentos en los estados norteños de Cachemira, Haryana, Uttar Pradesh o Delhi.

La declaración gubernamental de hoy se emite después de que el viceministro de Interior indio, Kiren Rijiju, anunciara el pasado agosto a través de una notificación al Parlamento el propósito de "identificar y deportar a los extranjeros que viven ilegalmente" en la India y en plena crisis de refugiados en Bangladesh.

Más de 400.000 rohinyás han huido a Bangladesh desde el 25 de agosto de la ola de violencia desatada en Birmania (Myanmar), donde el Ejército efectúa una campaña militar en respuesta a un ataque de un grupo de insurgentes rohinyás contra puestos policiales.

La oficina en Bangladesh de las Naciones Unidas cree que el número de refugiados que han entrado en territorio bangladesí podrían duplicarse en las próximas semanas.

La crisis comenzó el pasado 25 de agosto después de que un grupo insurgente local atacara unas casetas de Policía y del Ejército en Rakhine, lo que desencadenó una operación militar que ha sido catalogada por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos como "caso de libro de limpieza étnica".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha