eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ingenieros forestales ven una posible mano negra detrás de la ola de incendios

- PUBLICIDAD -
Ingenieros forestales ven una posible mano negra detrás de la ola de incendios

Ingenieros forestales ven una posible mano negra detrás de la ola de incendios

Las altas temperaturas inusuales en diciembre y el viento complican la extinción de incendios en la cornisa cantábrica, pero son elementos insuficientes para explicar su origen, ha dicho hoy el secretario general del Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales, Raúl de la Calle, que no descarta que sean provocados.

En declaraciones a Efe ha señalado que la ola de fuegos en la cornisa cantábrica es la peor de, al menos, los últimos 25 años en esta época del año y considera ilógico atribuirla en exclusiva a la quema de pastos y al buen tiempo.

De la Calle, experto en incendios que ha hecho un seguimiento de estos incendios, no ha descartado que detrás exista una mano negra que los esté provocando, ayudada por las condiciones meteorológicas inusuales que se registran en Cantabria, Asturias y País Vasco (sopla viento del sur, ausencia de lluvias y temperaturas altas para estas fechas).

Al respecto el ingeniero forestal ha tachado de "muy atrevido" afirmar a día de hoy que detrás de los incendios se oculten intereses ganaderos, entre otras cuestiones porque la época de estas actividades de quema se sitúan entre febrero y marzo, en coincidencia con el inmediato comienzo de la primavera.

De esa manera los ganaderos consiguen que el pasto salga "más tierno y apetecible para el ganado; por tanto quemar en diciembre es muy chocante, nunca se ha visto hacerlo a finales de año".

El calor, el viento y la ausencia prolongada de lluvias dificulta apagar las llamas, pero no explican su origen, ha recalcado el especialista, en cuya opinión todavía no se puede descartar que sean intencionados por la mano del hombre.

Durante el día de hoy, ha advertido Protección Civil, los vientos en tierra afectarán en especial a Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra, donde las rachas de viento podrían superar los 100 kilómetros por hora y alcanzar los 130 kilómetros por en zonas de montaña.

Estos vientos del sur pueden favorecer la propagación de incendios forestales en las comunidades de la cornisa cantábrica y dificultar la extinción de los actualmente activos, por lo que se recomienda extremar las precauciones y evitar actividades que puedan provocar nuevos focos.

En terreno forestal, se recomienda aumentar la precaución evitando arrojar cigarrillos y basuras, ya que las negligencias provocan gran parte de incendios forestales.

Recuerda que está prohibido encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos, y solo se puede acampar en zonas autorizadas, puesto que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación.

En caso de fuego hay que avisar de inmediato al 112.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha