eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Inician marcha por el desierto de Arizona imitando la ruta de los inmigrantes

- PUBLICIDAD -
Inician marcha por el desierto de Arizona imitando la ruta de los inmigrantes

Inician marcha por el desierto de Arizona imitando la ruta de los inmigrantes

Un grupo de activistas inició hoy una caminata de una semana por el desierto de Arizona, ruta que miles de personas intentan cada año con la intención de entrar clandestinamente a EE.UU. desde México e iniciar aquí una nueva vida.

Los participantes en esta iniciativa, que cumple este año su décima edición, partieron de Tucson y desde allí fueron trasladados en vehículos hasta la ciudad fronteriza de Sasabe, en Sonora (México).

Con una oración y con la esperanza de que algún día dejen de morir inmigrantes indocumentados en el desierto de Arizona comenzó este lunes, cuando en EE.UU. se conmemora el Día de los Caídos (Memorial Day), una caminata que está previsto que se prolongue hasta el próximo 2 de junio.

Entre los 53 participantes hay ciudadanos estadounidenses e inmigrantes provenientes de México, Perú y Guatemala, acompañados muchos de ellos de hijos y nietos. Todos están dispuestos a recorrer a pie las 75 millas (120 kilómetros) que separan Sasabe y Tucson, en homenaje a quienes hacen este recorrido de forma clandestina.

"Para mí es una ofrenda que yo puedo dar sacrificando un poquito de mi esfuerzo y mi tiempo para recordar a todas esas personas que han muerto en la frontera", dijo a Efe Marisol Flores, quien lleva ya tres años participando en esta iniciativa.

En su opinión, y "como ciudadanos de este país, debemos de tener la conciencia suficiente como para acordarnos de nuestros hermanos que cruzan todos los días" y que cada vez más a menudo mueren en el intento.

Se calcula que al menos 6.000 personas han muerto desde 1990 tratando de cruzar la frontera por el desierto, pero la clandestinidad de esta práctica hace muy difícil dar cifras concretas.

Además, el hecho de que se haya extremado la vigilancia por parte de las autoridades estadounidenses hace que los inmigrantes recurran a vías cada vez más remotas y peligrosas, lo que ha propiciado que ahora sea ocho veces más probable morir en el intento que hace una década.

Así lo ha calculado la Fundación Nacional para la Política Estadounidense (NFAP). Según sus datos, sólo entre 2011 y 2012 las muertes de inmigrantes indocumentados en la frontera suroeste con México aumentaron en un 27 %, al pasar de 375 a 477 el número de fallecidos contabilizados.

Según la Patrulla Fronteriza en el sector de Tucson, en los siete meses comprendidos desde que comenzó el presente año fiscal 2013, el pasado 1 de octubre, hasta el pasado 1 de mayo se ha contabilizado la muerte de 64 inmigrantes indocumentados en esta ruta.

"No es uno, sino que son cientos de muertos cada año", defendió Flores, quien añadió antes de partir que "desde que comenzó a hacerse esta caminata han muerto 2.500 migrantes", lo que es "una tragedia, una verdadera injusticia".

Los participantes ven en esta iniciativa no sólo un esfuerzo físico, sino también emocional y espiritual, ya que durante las jornadas de caminata -en las que arrastran una gran cruz de madera- se recuerda constantemente a quienes han muerto en esta ruta y cuyos cuerpos nunca han sido encontrados.

"No puedes dejar de pensar en lo que sufrieron en sus últimos momentos y al ver por el camino esas cruces que dicen 'desconocido' sabes que en algún lugar hay una madre, esposa o familiar que quizás aun está esperando su regreso o tener una noticia de ellos", dijo Flores.

Algunos de los participantes, como Raúl Aguirre, optaron por emprender la caminata junto a sus hijos.

"Creo que es importante preparar a nuestra juventud para que se oponga a este tipo de leyes que han marginado a nuestros hermanos mexicanos y centroamericanos mientras cruzan este peligroso desierto", dijo Aguirre a Efe acompañado de cuatro de sus hijas y una nieta de siete años de edad.

En ese sentido criticó que "el Gobierno Federal estableciera leyes y operaciones para empujarlos hasta las áreas mas remotas y presionar a las tribus indígenas a cooperar con la Patrulla Fronteriza" y confió en que algún día dejen de morir personas tratando de entrar en el país.

Antes de partir varios de los participantes expresaron a Efe cierto optimismo respecto a la reforma migratoria que se negocia a nivel federal, pero también dijeron estar preocupados por el efecto que la nueva legislación tendrá en la frontera, ya que previsiblemente aumentará el presupuesto que anualmente se destina a la seguridad fronteriza.

Lupe Castillo, miembro de la Coalición de Derechos Humanos, recordó a Efe que el incremento de la militarización en la frontera es una de las principales causas de las continuas muertes de inmigrantes a lo largo de la frontera con México.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha