eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jiménez Lozano recibe desconcertado y agradecido la medalla de la Santa Sede

- PUBLICIDAD -
Jiménez Lozano recibe desconcertado y agradecido la medalla de la Santa Sede

Jiménez Lozano recibe desconcertado y agradecido la medalla de la Santa Sede

El escritor José Jiménez Lozano ha recibido hoy de manos del cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, la Medalla Pro Eclesia et Pontifice que concede la Santa Sede por una obra fecunda, magistral y sustentada en la tradición humana y cristiana de Europa.

La vida y la obra del narrador, poeta y ensayista José Jiménez Lozano (Langa, Ávila, 1930) "son una lección elocuente de cómo el cultivo de las raíces humanas y cristianas de Europa es fecundo para acertar en la encrucijada del presente", ha glosado Blázquez, quien solicitó al papa Francisco esta condecoración.

"Es un reconocimiento merecido, signo de nuestra gratitud y también de esperanza", ha subrayado el cardenal sobre la Medalla Pro Eclesia et Pontifice, instituida en 1888 por el papa León XIII para premiar la fidelidad a la Iglesia y servicios a la comunidad eclesial por parte de clérigos y seglares.

Como un "discípulo de la verdad y la belleza" se ha manifestado Jiménez Lozano a lo largo de una obra que, en palabras de Blázquez, es demostrativa de que "lo auténticamente humano y cristiano no tiene fronteras, es universal", y que entre 1961 y 2016 ha fraguado en más de sesenta títulos entre novelas, ensayos, poemarios, diarios y cuentos.

"Produce asombro la amplitud de su obra escrita", galardonada con los principales premios de las letras hispanas, entre ellos el Cervantes que recogió en 2002 y que ha compatibilizado con una labor periodística que tuvo en la cobertura del Concilio Vaticano II, en tres periodos, uno de sus puntos culminantes.

El pasado como fuente de inspiración, el estudio de personajes como San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús y Fray Luis de León, y su protagonismo determinante en la génesis y configuración de las exposiciones de Las Edades del Hombre también ha glosado Blázquez durante un acto celebrado en el Palacio Arzobispal de Valladolid.

Renuncia, laboriosidad, paciencia, entrega, vocación y servicio han sido en su opinión las señas de identidad de "un verdadero intelectual que siempre ha actuado como discípulo de la verdad, del bien y la belleza".

Como un "don y un regalo" que le deja "agradecido y endeudado", ha recibido Jiménez Lozano la cruz pontificia delante de un centenar de personas entre las que ha destacado la esposa del escritor y sus tres hijos, y que ha dedicado al sacerdote José Velicia, fallecido en 1996, con quien urdió y puso en marcha el proyecto cultural y religioso de Las Edades del Hombre hace más de treinta años.

Permitió "conocer el patrimonio de la Iglesia de Castilla y León, y reconocer obras de arte que habían servido al culto y que eran suyas", ha resumido sobre lo que también fue "un tiempo o historia dramatizados" mediante la visión de pinturas, esculturas, música y libros.

"Pero no tengo ningún título especial al respecto de estas exposiciones, como no le tengo el de llevar el honor o sambenito de novelista católico", etiqueta con la que ha sido encasillado tradicionalmente, ha matizado.

José Jiménez Lozano ha concluido su breve intervención con un ruego al cardenal Blázquez "para que comunique donde se conceden estas distinciones en nombre del Santo Padre mi desconcertada y profunda gratitud".

Al emotivo acto han asistido, entre otras autoridades, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, y el arzobispo auxiliar de Valladolid, Luis Javier Argüello.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha