eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José Antonio Marina: "Deberes en casa sí, pero poquitos"

- PUBLICIDAD -
José Antonio Marina: "Deberes en casa sí, pero poquitos"

José Antonio Marina: "Deberes en casa sí, pero poquitos"

El experto en Educación José Antonio Marina considera que en Primaria los niños deben tener "poquitos" deberes escolares "por razones de eficacia y de justicia", y solo de lunes a jueves, ya que el fin de semana "debe ser para la familia".

"¿Los niños necesitan tener deberes en casa? Sí, pero un poquito por razones de eficacia y por razones de justicia", afirmó Marina en una entrevista con Efe con motivo de la publicación de su libro "Tratado de filosofía zoom", publicado por Ariel.

Preguntado por la "huelga de deberes" promovida por los padres de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Marina manifestó que "si una escuela carga demasiado sobre los deberes en casa se establecen discriminaciones muy serias porque no todos los niños tienen en casa el mismo ambiente para hacer los deberes".

Ceapa, mayoritaria en la escuela pública, desarrolla desde este fin de semana una campaña para que los padres se nieguen a que los hijos hagan deberes los fines de semana de noviembre para "recuperar" el tiempo libre familiar.

Marina circunscribe los deberes escolares a "un tema técnico", ya que es necesario que los niños aprendan cosas fuera de la escuela si se quiere que "aprovechen de la mejor manera su etapa formativa".

Ahora bien, defiende que no se sobrecargue a los escolares en la Educación Primaria.

En la Escuela de Padres, creada por él, han hecho una reflexión sobre los deberes y han establecido lo que llaman "el plan del cuarto de hora".

Esa plan consiste, dice, en que los profesores tienen que coordinarse entre ellos para que los niños del primer curso de Primaria no tengan más de quince minutos cada tarde de tareas, de lunes a jueves, para dejar libres los fines de semana a las familias.

Un cuarto de hora que va aumentado quince minutos cada curso hasta llegar a un máximo de una hora y media en el último curso de Primaria, explica Marina.

Eso, en su opinión, "es muy soportable, es muy útil y, además, en el último curso deberían estarles preparando ya para el tipo de trabajo que van a hacer en Secundaria".

"Eso es lo que puede funcionar", asegura Marina, para quien "no es complicado encontrar una solución".

Y tiene muy claro que "los padres no son profesores de sus hijos, por tanto en los deberes no hay que contar con su ayuda", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha