eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

México muestra su humanidad ante el terremoto llenándose de centros de acopio

- PUBLICIDAD -
México muestra su humanidad ante el terremoto llenándose de centros de acopio

México muestra su humanidad ante el terremoto llenándose de centros de acopio

El pueblo mexicano se vuelca estos días en apoyo a sus compatriotas, atestando las calles de centros de acopio para juntar víveres e insumos médicos que sean trasladados a los estados de Chiapas y Oaxaca, brutalmente afectados por el sismo el pasado 7 de septiembre.

Miles de personas, sin faltar los niños, hacen filas kilométricas bajo la lluvia de Ciudad de México para contribuir a estos centros de ayuda humanitaria, cuyo personal clasifica rauda y meticulosamente las donaciones antes de que surquen el cielo rumbo al sur del país.

En el Zócalo (plaza principal) de la capital se ubica una de estas instalaciones que, en las 24 horas que lleva operando, ya ha recopilado aproximadamente cinco toneladas de insumos que incluyen alimentos, artículos de aseo personal, productos de limpieza, pañales, papel higiénico, semillas y dulces.

Así lo contó a Efe el asesor de la Secretaría de Protección Civil de Ciudad de México, David Velasco, quien consideró que "el suministro fundamental" ahora mismo es "aquel que corresponda a alimento, higiene y enseres".

Los donativos se concentran embalados a la espera de su envío mientras un equipo "está analizando la forma de transferir todos los suministros".

Velasco contempla a su alrededor "la fila interminable" de personas cargadas con bolsas y cajas. "Es muy difícil la cuantificación pero desde el día de ayer a esta hora han sido miles de ciudadanos", afirma.

Al llegar al centro de acopio, que "permanecerá abierto hasta que sea necesario", los ciudadanos se registran únicamente con su nombre e indican qué vituallas van a donar.

Pese a que el Gobierno capitalino ha puesto en marcha muchos de estos centros, el funcionario agradece la aportación del voluntariado ciudadano. "El héroe, el que realmente se lleva las palmas, es el ciudadano que está viniendo y está entregando su aportación", asegura.

El funcionario, quien fue brigadista en el devastador terremoto que azotó la capital en 1985, se muestra visiblemente emocionado, con los ojos vidriosos mientras relata que "las familias vienen acompañadas de los hijos, de los niños, de los nietos".

"Los niños nos dicen 'No necesariamente yo soy fuerte pero mis manos sí pueden ayudar para algo'", cuenta, orgulloso de ellos porque "tienen muy claro que hay momentos en la vida en que hay que ayudar".

La pequeña Elisa Martínez, de ocho años, acompaña a su padre cargando en sus brazos una bolsa llena de "papel higiénico, aceite y palomitas", y cuenta a Efe que ayuda a los afectados porque "si hay un temblor" ellos harían lo mismo.

El joven Óscar González también acude con su aportación y relata a Efe que estuvo en Juchitán, estado de Oaxaca, cuando sucedió el temblor y vio "la necesidad de la gente" de recibir ayuda.

Concepción Ortega, integrante del personal de la Secretaría de Protección Civil, explica a Efe que "en esta ocasión todos los donadores de este centro de acopio han sido mexicanos" de diferentes estados del país.

"Es humanidad; los mexicanos siempre nos hemos caracterizado por eso", asevera orgullosa.

Asimismo, la Secretaría de Marina-Armada de México ya trabaja en el "Plan Marina" de auxilio a la población civil en casos y zonas de emergencia, habiendo implementado un puente aéreo para la entrega de los donativos y el envío de efectivos de rescate.

Por su parte, la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, también se sumó a los esfuerzos de alivio a los efectos del sismo, de magnitud 8,2, inaugurando hoy un centro de acopio.

Rivera enalteció la valía de los mexicanos "cuando se trata de ayudar a la gente que lo necesita".

"Estamos demostrando una vez más la fuerza, la valentía y el espíritu que tenemos para superar los momentos difíciles", aseveró.

Así, el pueblo de México generó hoy sus propios movimientos sísmicos para vencer a base de altruismo una catástrofe que, aunque ya se cobró 65 vidas, no arrasó con la humanidad de la gente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha