eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Miles de musulmanes celebran en Ceuta y Melilla el final del Ramadán

- PUBLICIDAD -
Miles de musulmanes celebran en Ceuta y Melilla el final del Ramadán

Miles de musulmanes celebran en Ceuta y Melilla el final del Ramadán

Miles de musulmanes ceutíes y melillenses celebran hoy el Eid El Fitr (una fiesta familiar) con un rezo colectivo, conmemoran el final del mes sagrado del Ramadán, con el que se ha puesto fin a treinta días de ayuno durante las horas de sol, desde el alba hasta el ocaso.

El Eid El Fitr o Pascua Chica se ha iniciado con un rezo colectivo a primeras horas de la mañana que ha reunido a más de 5.000 fieles, entre hombres y mujeres, en la explanada del barrio de Cabrerizas de Melilla.

Otros muchos han preferido seguir su rutina de ir a la mezquita más cercana, donde encuentran un mayor recogimiento.

Tras el rezo, el presidente de la Comisión Islámica de Melilla (CIM), Dris Mohamed Amar, ha asegurado a Efe que hoy es un día muy espacial para comunidad musulmana ya que termina un mes de sacrificio y ayuno que culmina con "esta fiesta de agradecimiento al todopoderoso"

Desde muy temprano los fieles se asean y, a diferencia de la Pascua Grande o Eid El Kebir, desayunan antes de ir a rezar para después, "coger el camino", que siempre "se recomienda que sean distintos el de ida y de vuelta", para así saludar a cuantas más personas mejor porque "en un día como éste todo se recompensa doblemente".

La Pascua Chica es una jornada que en Melilla se vive a medio ritmo, y eso se refleja en la calle, en las cafeterías, pero también en los pasos fronterizos, donde el tránsito de personas es notablemente inferior al de cualquier otro día.

En Ceuta se ha celebrado un rezo colectivo y, como suele ser habitual, los musulmanes -35.000 de los 85.000 habitantes de Ceuta- lo han realizado en la explanada de Loma Margarita y junto a la mezquita de Sidi Embarek -la principal de la ciudad- con motivo de la festividad.

Unos 2.000 musulmanes ceutíes, entre ellos unas 300 mujeres, han participado en este rezo colectivo, al término del cual las familias suelen acudir al cementerio a recordar a sus fallecidos y ya por la tarde visitan a sus familiares y amigos.

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta, Laarbi Maateis, ha destacado la trascendencia de esta jornada para la comunidad musulmana, "para estar feliz y vivirla en familia".

Tras el rezo llega el momento de felicitar la fiesta con la visita a los familiares más allegados acompañada de té y pastas, las grandes protagonistas de la primera comida con el sol luciendo del último mes.

Además, se estrena ropa y se hacen regalos a los niños, que no están obligados a cumplir con el ayuno, al igual que los enfermos, las mujeres embarazadas o aquellos musulmanes que están de viaje.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha