eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Miles de trabajadores claman en EEUU por un salario mínimo de 15 dólares hora

- PUBLICIDAD -
Miles de trabajadores claman en EEUU por un salario mínimo de 15 dólares hora

Miles de trabajadores claman en EEUU por un salario mínimo de 15 dólares hora

Miles de trabajadores de Estados Unidos participaron este martes en huelgas, marchas y protestas en las que pidieron que se apruebe una ley nacional que establezca el salario mínimo en 15 dólares la hora para el año 2020.

Con más de 500 acciones anunciadas en 270 ciudades del país, los trabajadores, especialmente del sector de la comida rápida, protestaron frente a sus sitios de trabajo o marcharon por las calles para reclamar mejores salarios.

Las huelgas y manifestaciones se llevan a cabo sin grandes incidentes a lo largo del país y ya comenzaron a obtener resultados.

El alcalde de Pittsburgh (Pennsylvania), Bill Peduto, anunció una iniciativa para elevar a 15 dólares por hora el salario de todos los trabajadores de la ciudad.

"Nadie que trabaje tiempo completo debería vivir en la pobreza", afirmó Peduto.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, también anunció sus planes de subir a 15 dólares el salario mínimo de los empleados estatales para 2018.

Los manifestantes recibieron además el apoyo de la precandidata demócrata a la Presidencia Hillary Clinton, que a través de su cuenta en Twitter dijo que la lucha por los 15 dólares está "cambiando nuestro país para mejor".

Para muchos trabajadores, el tema del salario va más allá de un pago de trabajo por hora, como aseguró Adriana Álvarez durante su participación en una protesta en Chicago (Illinois).

"Necesitamos justicia económica y racial; necesitamos sentirnos seguros en nuestro trabajo y en nuestras comunidades", declaró a Efe Álvarez.

Angelita Pardo, quien trabaja desde hace 11 años en un McDonald's en la ciudad de South Gate, al sur de Los Ángeles, pidió que se mejoren sus condiciones laborales.

Pardo solamente quiere "un sueldo para tener una vida decorosa" que le permita atender las necesidades de su madre con quien vive y ayudar a sus dos hijas, dijo hoy a Efe.

Buena parte de los trabajadores de servicios de cuidado en el hogar tampoco tienen condiciones que les permitan holgura frente a sus necesidades.

"No me pagan tiempo extra, no me pagan si me enfermo y tengo que trabajar de lunes a domingo porque no me alcanza el dinero", contó hoy a Efe María Magdalena Pérez, quien trabaja para una agencia de cuidado de ancianos en Miami.

En sus labores diarias, esta madre de tres adolescentes dedica más de diez horas y tiene que ir a atender a diferentes pacientes en sus hogares.

"A las 6:40 de la mañana yo ya estoy trabajando y a veces son las 9 de la noche y todavía estoy en la calle porque tenemos que ir de un paciente a otro", explicó Pérez.

Sin embargo no le pagan el coste del transporte, ni le dan material de trabajo: "Lo único que me dan son guantes para cuando tengo que bañar a los pacientes".

Lydia Rodríguez, por el contrario, no puede moverse de su casa pues es parapléjica.

"Yo padezco distrofia muscular y estoy permanentemente en silla de ruedas y conectada a un ventilador de respiración artificial", dijo a Efe Rodríguez.

Por ello, esta paciente hispana de 58 años quiso abogar por mejores sueldos para las personas que la cuidan cada día.

"Ellas, con su trabajo, no solamente nos atienden, sino que también nos dan amor, nos acompañan, comprenden nuestras dolencias y nos dan alegría. No sólo es una ayuda corporal sino también espiritual", aseguró Rodríguez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha